02 de julio de 2019
02.07.2019
La Opinión de Murcia
Sanidad

El SMS no tiene cerrado el Plan Verano a principios de julio

El sindicato de enfermería Satse afirma que este año se quitarán 350 camas en los hospitales de la Región, mientras que la Administración no ofrece datos

01.07.2019 | 21:13
El cierre de camas en las plantas hospitalarias puede generar problemas en los servicios de Urgencias

El verano ya ha comenzado, muchos ciudadanos se han trasladado a la zona de costa para disfrutar de sus vacaciones estivales, pero el Servicio Murciano de Salud (SMS) sigue sin presentar su Plan de Verano 2019 cuando ya hemos empezado el mes de julio, unas fechas en las que muchos profesionales ya deben estar incorporados para cubrir sustituciones o para abrir consultorios que durante el resto del año permanecen con las luces apagadas y en los que en estos meses la afluencia de pacientes llega a superar a la que tienen muchos centros de interior.

Mientras que en verano se suelen reforzar las áreas de costa, los hospitales suelen sufrir el cierre de determinadas plantas o alas de ingreso agrupando a los pacientes en otras zonas sin hacer las distinciones habituales por especialidad. Sin embargo, estando ya en julio, desde el SMS afirman que el Plan de Verano «no está cerrado» y no se atreven a dar una cifra sobre el número de camas que se verán afectadas en estas próximas semanas por el cierre de plantas hospitalarias.

El que sí pone cifras es el sindicato de enfermería Satse, quien ha vuelto a denunciar los «recortes de verano» en los servicios autonómicos de salud que supondrán el cierre de, al menos, 12.700 camas en los hospitales españoles, lo que «afectará negativamente a la seguridad de los ciudadanos». De estas 12.700 camas, más de 350 corresponden a centros de la Región de Murcia, según Satse.

En un comunicado, el sindicato de enfermería afirma que las administraciones sanitarias públicas utilizan todos los años como «chivo expiatorio» el argumento de que «la gente se va de vacaciones para cerrar camas y servicios y no suplir adecuadamente a los profesionales de enfermería y fisioterapeutas en los centros».

Así, según sus datos, en Andalucía el cierre de camas se estima en más de 1.800; en Extremadura, unas 370; en Asturias, más de 360; en Baleares, más de 120; en Euskadi, más de 730; en Castilla-La Mancha, unas 500; en Murcia son más de 350 camas cerradas; en Madrid, más de 1.400, y en Castilla y León, más de 450 camas.

En La Rioja son cerca de 50 las camas cerradas; en Navarra, más de 170; en Galicia, unas 900; en Aragón, alrededor de 500; en Cataluña, unas 1.900 y en la Comunidad Valenciana, las camas cerradas rondan las 3.000.

Los «recortes de verano» también afectan a los centros de salud, según el sindicato Satse, ya que un 'alto porcentaje' de ellos cierran sus puertas por las tardes.

En el comunicado, Satse asegura que en esta época se podía aprovechar para reducir las listas de espera, sin embargo, éstas aumentan más al «paralizarse» las consultas externas, las pruebas diagnósticas y las intervenciones quirúrgicas no urgentes.

Afirma también que el cierre de camas también provoca la «masificación» de pacientes en los servicios de urgencias, lo que obliga a los profesionales sanitarios a atenderlos, «en muchas ocasiones, en zonas no habilitadas para ello, como los pasillos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook