30 de junio de 2019
30.06.2019
La Opinión de Murcia
Importantes 2019

Helena Flores: juegos de recreo para niños autistas

La murciana une su trayectoria profesional como ingeniera informática con su condición de madre de un niño con Trastorno del Espectro Autista para impulsar BlueUnicorn Playground, un videojuego dedicado a los niños con autismo

30.06.2019 | 04:00
Helena Flores es una mujer todoterreno en el mundo informático

La aplicación tiene como objetivos que estos pequeños aprendan de una forma visual e interactiva las reglas de los juegos tradicionales de patio de colegio y que adquieran habilidades sociales.

Salir de la zona de confort no resulta una tarea fácil. Lanzarse a un nuevo proyecto desconocido puede dar vértigo, sobre todo si se lo plantea uno mismo. A Helena Flores Álvarez, ingeniera informática murciana, recibir las ideas y la ilusión de un grupo de niñas a las que inspiró durante un programa educativo para que conocieran las disciplinas del sector tecnológico hizo que se sembrara en ella «la semilla de pensar qué más se puede hacer por la sociedad, qué retos puedo afrontar», cuenta a LA OPINIÓN. Tiene un trabajo estable como directora de Informática en la multinacional ABB, pero optó por seguir esa idea y lo compaginó con la consolidación de la 'startup' de innovación social Euphoria Studios, desde la que alumbró BlueUnicorn, una plataforma que aspira a mejorar la vida de personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA). Gracias a la unión de su experiencia de 20 años en el ámbito tecnológico y de sus circunstancias personales como madre de Daniel, un niño autista de 10, la semilla dio su fruto y nació el videojuego BlueUnicorn Playground. «Las personas con autismo son aprendices visuales y las nuevas tecnologías te permiten mejorar la información que le das al niño, haciéndola interactiva», explica la murciana, que define su proyecto como «el juego que te enseña a jugar».

La aplicación BlueUnicorn Playground consiste en mostrar a los niños con autismo los juegos tradicionales de patio de colegio. Ellos necesitan aprender visualmente las reglas del juego de forma anticipada y entender lo que se espera de ellos durante el transcurso del mismo. Si no tienen ese aprendizaje previo tienden a no participar y quedarse aislados e, incluso, llegar a enfadarse por la frustración que sienten.«Se trata de una simulacion de lo que pasaría en el recreo, para que entrenen esa habilidad y estén preparados para cuando vivan esa circunstancia», cuenta su impulsora.

Para lograr el objetivo, la aplicación goza también de un modo social. «Tienen que ir por el patio buscando niños para divertirse con ellos, esa es la parte que más le gusta a mi hijo», apunta Helena Flores. Esos personajes están programados con inteligencia artificial y plantean diferentes situaciones, a las que los pequeños tienen que reaccionar. «Por ejemplo, que te digan que no juegas, que te toca pillar a ti o que van detrás tuya». El videojuego presenta diferentes funcionalidades que se pueden configurar al gusto: «Puedes desactivar el modo social y que de primeras solo aprendan las reglas de los pasatiempos, elegir los escenarios e incluso cambiar la velocidad de los personajes para que el niño pierda la partida y que así conozca también lo que es eso», añade la murciana.

BlueUnicorn Playground ya está desarrollado con recursos propios y este mes ha sido anunciado. Helena Flores espera lanzarlo en octubre de este año, para lo que necesita «un empujón». Para ello ha abierto una campaña de crowdfunding en Verkami que aspira llegar a los 30.000 euros. Si consiguen su meta inicial, podrán hacer el videojuego compatible con iOS y hacer crecer la aplicación incluyendo más juegos, haciéndola accesible a niños de diferentes grados del espectro y a otras discapacidades.

La primera versión, compatible con móviles y tabletas Android, contiene siete juegos tradicionales que han sido seleccionados teniendo en cuenta criterios de popularidad y dificultad. Ya ha sido probada con éxito por niños de la Asociación AtemyTEA y ha contado con el asesoramiento del equipo técnico de Astrade (Asociación para la atención de personas con trastorno generalizado de la Región de Murcia). Cuenta además con una madrina de excepción: la actriz Nadia de Santiago, que conoce por experiencia personal el mundo del autismo (su hermano padece el trastorno) y ha participado en numerosas iniciativas para visibilizarlo. Alfonso Egea, periodista de Espejo Público, también se ha sumado a la campaña y «en la medida de sus posibilidades nos está haciendo difusión».

«El autismo es un gran desconocido», afirma Helena Flores desde su experiencia personal. «Cuando te llega, es una tarea digerirlo y no comprendes el alcance de la situación». A ella y a su marido, Alfonso, con el que tiene otro hijo- Pablo, de 4 años- les ayudó mucho unirse a asociaciones con familias que viven la misma situación que ellos. Con el paso del tiempo han descubierto que las personas con autismo «te sorprenden cada día». «Hay que creer mucho en ellos, en sus capacidades. Con los apoyos y estímulos adecuados, mejoran mucho en las áreas que presentan dificultad», insiste. Cuando su hijo Daniel comenzó a cursar los estudios de Infantil, le llegaron a decir que no los terminaría. «Ahora está en cuarto de Primaria en un cole integrado».

La murciana preside además la organización sin ánimo de lucro Talento STEM y ha recibido diversos reconocimientos por su labor, como el premio eWoman a la Trayectoria Profesional o el Birchbox & Extraordinaria al Emprendimiento Femenino. Pese a su ajetreado camino laboral, no pierde sus ganas de innovar y su intención es que de la plataforma BlueUnicorn surjan otros proyectos al estilo de Playground para continuar tendiendo la mano a las personas con TEA, ayudarles a enfrentarse a otros procesos vitales como la adolescencia o la entrada al instituto. Poniendo su especialidad, la tecnología, al servicio de lo social.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook