29 de junio de 2019
29.06.2019
La Opinión de Murcia
Agricultura

Los regantes de la Vega Baja, en pie de guerra porque Murcia se queda con el agua

Denuncian ante la Confederación Hidrográfica del Segura que sólo disponen de 200 de los 3.000 litros de agua necesarios y el organismo de cuenca responde que no usan todos los caudales que se les manda

28.06.2019 | 22:36
Acequia Mayor de Callosa, apenas con un palmo de agua.

En el Azud de Ojós la CHS desembalsa 7.000 litros por segundo, pero, dicen, la mayor parte se queda en la Vega Media.

Los huertanos de la Vega Baja del Segura están «que arañan». Tras 24 días esperando la tanda para regar sus cultivos, los regantes que dependen de la acequia Mayor de Callosa de Segura y de la de Cox, Granja y Albatera se han encontrado con que apenas les está llegando una sexta parte del agua que necesitan y tienen concedida.

Los agricultores están desesperados y alertan de la crítica situación para unas 2.000 hectáreas de cultivos, que podría ampliarse si las próximas tandas en regar, que son las de Orihuela y Catral, siguen sin recibir el agua necesaria por parte de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS).

El jueves apenas entraron 358 litros a la acequia Mayor de Callosa de los 2.000 litros por segundo que son necesarios para la zona. El miércoles fueron solo 200 litros, según los contadores instalados por los juzgados de agua. A todas luces insuficiente para regar los cultivos que están en riesgo de secarse ya que esta falta de agua ha llegado acompañada, además, de una ola de calor que eleva los termómetros por encima de los 30 grados.

«La alfalfa, que hay mucha plantada en la comarca, se va a perder toda y están en peligro otros cultivos como boniatos, cítricos o cilantro, que es uno de los que más se exportan», lamenta el síndico general de la acequia Mayor de Callosa, Jaime Pertusa.

Los regantes denuncian que el problema de la falta de agua para el riego lo tiene solo la Vega Baja. «En la Vega Alta y en la Media no pasa», señala Pertusa. De hecho, en el Azud de Ojós en Murcia se están desembalsando actualmente unos 7 metros cúbicos de agua por segundo (7.000 litros), pero casi la totalidad de ella se la están quedando los huertanos de la Vega Media del río Segura y al sifón de Orihuela apenas está entrando 1 metro cúbico (1.000 litros) para distribuirse entre cuatro acequias, dicen.

Todo ello a pesar de que la Vega Baja tiene más hectáreas de cultivo que la Vega Media y la Vega Alta juntas, denuncian los alicantinos. «Es una situación muy delicada y los agricultores de la comarca están que se arañan», indica el síndico de la acequia de Callosa. «Con el agua que llega no moja ni el cuerpo de la acequia y las cosechas se van a echar a perder», añade.

El síndico de la acequia de Callosa de Segura denuncia el poco caso recibido por parte de la CHS. «En la Confederación se echan la pelota unos a otros, llevamos desde el viernes llamando y no nos hacen ni caso, no dan la cara o nos dicen que el guardia fluvial está de vacaciones, y tenemos una impotencia muy grande», critica Jaime Pertusa quien recuerda que los regantes pagan un canon a la CHS por esos derechos para poder regar sus cultivos.

La Confederación, asegura, ya no responde a las llamadas insistentes que le están realizando desde el Juzgado de Aguas de Callosa y teme que el problema no se solucione.

Recursos suficientes

La Confederación Hidrográfica del Segura, por su parte, matiza algunas de estas afirmaciones. «Lo regantes tienen caudal suficiente por la noche y así se les ha informado reiteradamente, pero no los están utilizando», indican fuentes del organismo de cuenca.

Además, niegan que lleven una semana pidiendo un aumento del caudal, sino solo dos días. «Ya se ha dado orden de un nuevo aumento, pero la gestión lleva su tiempo», aclaran. De hecho, estaba previsto que ese agua llegara a partir de ayer a las acequias.

Por lo que respecta a la diferencia de caudales, la CHS indica que les corresponde 800 litros y les llega un promedio de 600-650 litros. «En cualquier caso el estado de las reservas de la cuenca no permite mantener este ritmo de desembalse», subraya.

Una de las soluciones será la Batería Estratégica de Sondeos, que la CHS va a poner en marcha. Ya se ha hablado con estos regantes para que soliciten recursos en el proceso de Información Pública.

De hecho, la CHS ha recordado que la Junta de Gobierno del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, Scrats, solicitó, el pasado día 3 de junio, el ser beneficiario de parte del agua asignada. Y que se ha previsto destinar al abastecimiento de la población, a través de la Mancomunidad de Canales del Taibilla, 4 hectómetros cúbicos de agua.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook