28 de junio de 2019
28.06.2019
La Opinión de Murcia
Memoria Judicial

Los juzgados de la Región, cada vez más saturados

Del Riquelme subraya "lo frustrante que es reiterar la necesidad de más medios, más inversión" para esta comunidad

28.06.2019 | 09:59
Los juzgados de la Región, cada vez más saturados

A lo largo de 2018 fueron juzgados en la Región un total de 862 menores de edad, de los cuales 74 estaban acusados de violencia doméstica. Así se desprende de la Memoria 2018 del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia, cuyo presidente, Miguel Pasqual del Riquelme, presentó este viernes en la Ciudad de la Justicia.

Asimismo, destaca que han crecido las denuncias por violencia de género (un 25% más) y se contabilizan 6.443 mujeres víctimas. Los juzgados de Violencia sobre la Mujer ingresaron 9.126 asuntos penales (un 3% más que en 2017). El volumen de trabajo en estos órganos es tan elevado que "para paliar esta situación se ha propuesto reiteradamente comercializar los de Murcia y Cartagena y crear uno exclusivo para Lorca, también comarcal. Mientras, la Sala de Gobierno trabaja en un protocolo regional de armonización de cargas de reparto", apostilla la Memoria.

Del Riquelme, así como las asociaciones de jueces y fiscales, vienen reclamando desde hace años que el Ministerio haga caso a sus demandas y ponga más medios, humanos y materiales. Este viernes volvió a decirlo: "Tenemos 159 jueces en plantilla, 10,6 jueces por cada mil habitantes", explicó. Según los cálculos del TSJ, faltan 27 juzgados en la provincia. Dijo que reiterar todo esto año tras año es "frustrante".

En total, la Justicia murciana ingresó 192.305 asuntos, "de los cuales pudimos resolver 1.85.846", detalló el presiente del TSJ. "Tenemos en Murcia un mayor nivel de resolución que en el resto de España" pese a la falta de medios, subrayó Del Riquelme. "Seguimos estando año tras año entre los órganos judiciales que más pendencia tienen. La Región se encuentra entre las que tienen más demora, y en algunos ámbitos es especialmente preocupante", aseveró.

En cuanto a los motivos de que pase esto, afirmó que es por la litigiosidad (en Murcia, de 130,1; a nivel nacional, de 128,2). "Aunque trabajemos más, si los asuntos que nos ingresan son más, esto explica esa mayor pendencia de la que reiteradamente tenemos que dar cuenta a la sociedad murciana, y que lamentamos", destacó.

Otros datos significativos, respecto a la atención al público, es que en 2018 se recibieron 42.458 correos electrónicos, y también hubo 40.650 consultas presenciales.

El número de procedimientos pendientes aumentó en un 6,7 % a lo largo del año 2018, a pesar del enorme esfuerzo realizado, destaca la Memoria. Prueba de ello son las 42.542 sentencias dictadas en la Región de Murcia, una media de 355 por cada magistrado. «Además, no podemos dejar de atender a la labor realizada en demandas de ejecución, a veces postergada en los informes, pero que supone la auténtica realización del derecho. En fase de ejecución, se recibieron 32.592 y se finalizaron 50.475; lo que ha permitido reducir la pendencia en un 8,8 %», remarca el TSJ en la Memoria presentada.

Miguel Pasqual del Riquelme, por otro lado, rechaza la existencia de presiones o de móviles espurios en el cierre de causas de presunta corrupción debido al transcurso de los seis meses de instrucción sin haberse ordenado con anterioridad la complejidad de las mismas.

Pasqual del Riquelme dice comprender la frustración de los ciudadanos por el cierre de algunas de esas causas, pero ha recalcado que no se debe a voluntad alguna «ni a la existencia de influencias externas indebidas».

También se ha referido a que el Tribunal Supremo aún no ha fijado una jurisprudencia respecto a si el plazo de instrucción de seis meses fijado en la reforma de la ley que entró en vigor en 2015 ha de entenderse como orientativo o como perentorio. Al respecto, ha añadido que la Audiencia Provincial de Murcia entendió hasta hace unos meses que era orientativo, pero que, más recientemente, modificó ese criterio y entendió que era preclusivo.

A finales del 2017 en los juzgados de Instrucción de la Región había en trámite 1.847 asuntos complejos y que durante 2018 fueron declarados 1.212 nuevos. De todos ellos, los jueces concluyeron la instrucción en 1.324 casos.

Finalmente, el presidente del TSJRM dijo que este lunes iniciará la ronda de visitas a los juzgados que cuentan con asuntos que han sido objeto de polémica en los últimos días por no haber sido declarados complejos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook