26 de junio de 2019
26.06.2019
Judicial

PAS se juega una orden de busca y captura si vuelve a llamarlo el juez y sigue sin ir

Lo más lógico es que lo vuelvan a llamar otra vez, porque es un trámite que ha de cumplir personalmente, no delegando en nadie

26.06.2019 | 19:56
Sánchez aplaude a Túnez, el día que le dio el relevo de Alcaldía.

El exalcalde de Puerto Lumbreras y expresidente autonómico de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, no ha acudido este miércoles al Juzgado de Instrucción Número Uno de Lorca, donde había sido citado para recoger la notificación de la apertura de juicio oral contra él por el caso Auditorio, donde se investiga corrupción cuando él era alcalde.

Según explicaron varios abogados a este periódico, "la notificación del auto de apertura del juicio oral y de los escritos de acusación del Ministerio Fiscal y las acusaciones particulares es un trámite que se hace personalmente al acusado", el cual "si estando citado no comparece, lo normal es que lo vuelvan a citar otra vez y, si vuelve a no comparecer, el juez puede ponerlo en busca y captura para que lo detengan y lo lleven al juzgado a que se le efectúen las notificaciones".

Sánchez (que actualmente reside en Miami y está oficialmente apartado de la vida política) había sido citado a las diez de la mañana en el juzgado lorquino donde le esperaban decenas de periodistas, aunque el que fuera jefe del Ejecutivo murciano no se ha personado en la sede judicial pese a que su notificación era personal y sólo podía ser recogida por él.

Preguntados por si PAS podría enfrentarse a una multa por lo que ha hecho o dejado de hacer hoy, los juristas consultados coincidieron en que no: insistieron en que lo normal es que le citen de nuevo, con apercibimiento de detención, y que también depende de la razón que haya alegado por la cual no ha comparecido.

Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, el expresidente ha delegado su presencia en su procurador, si bien la jueza Consuelo Andreo, titular del juzgado instructor, no ha permitido que le fuera entregada a éste la documentación a pesar de que «cuenta con los poderes que le autorizan para ello», dice.

El exmandatario del PP será juzgado por un delito continuado de prevaricación y dos de fraude en la contratación y construcción del auditorio de Puerto Lumbreras (centro cultural que sigue sin hacer) en su etapa de alcalde de la población. La investigación judicial se centra en el proyecto constructivo, su adjudicación, ejecución y recepción de las obras del edificio, que está inacabado.

La Fiscalía solicita para Pedro Antonio Sánchez cuatro años de prisión y una multa de seis millones de euros por presunta prevaricación, fraude de subvenciones y fraude en concurso.

El arquitecto Martín Lejárraga, que diseñó el proyecto del auditorio y será juzgado también en la causa, también estaba citado en el día de hoypara recoger la notificación y ha acudido a la sede judicial, donde ha permanecido escasos minutos. Lejárraga no hizo declaraciones a los periodistas que les esperaban a él y al ausente PAS en la puerta.

La semana pasada se hizo público que el Ayuntamiento de Puerto Lumbreras se personaba como acusación en el caso Auditorio. El Consistorio (ahora gobernado por la popular Mª Ángeles Túnez, a la que aplaudía PAS en su primera toma de posesión) podría exigir los 2,2 millones de euros que se habrían dejado de invertir en las obras del polémico centro cultural.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook