26 de junio de 2019
26.06.2019
La Opinión de Murcia
Salud

Campamentos 'mágicos' de verano para los niños con cáncer de la Región

Cinco menores murcianos podrán viajar a Italia e Irlanda gracias al proyecto de la Fundación Aladina

26.06.2019 | 11:57
Un niño con cáncer abraza a una enfermera en el hospital

Muchos niños españoles se preparan para disfrutar de sus campamentos de verano tras finalizar el curso. La Fundación Aladina también cuenta con unos campamentos muy especiales, pero en este caso pensados para los niños y adolescentes que luchan contra el cáncer, muchos de los cuales llevan largas temporadas ingresados. Este verano, 219 menores de toda España (cinco de ellos murcianos) y 6 familias que suman 26 miembros en total (padres, paciente y hermanos) viajarán a Barretstown (Irlanda) y a Dynamo (Italia), dos colonias de la red fundada por Paul Newman, Serious Fun Children's Network. El viaje, ttoalmente gratuito para todos ellos, es una experiencia inigualable.

Las palabras de los niños y adolescentes que van a los campamentos demuestran mejor que nada el cambio que supone para todos ellos participar en una escapada tan especial, ya que comparten vivencias con otros chicos y chicas que han pasado o están pasando por la misma enfermedad. Se demuestran a sí mismos que no son diferentes y que pueden hacer todo tipo de actividades: escalada, tiro con arco, canoa...

Algunos de los niños van con silla de ruedas o muletas, o con cualquier otra necesidad puntual a consecuencia del cáncer y los tratamientos, pero todos son iguales. En los campamentos no hay diferencias ni retos imposibles.

Para las familias que viajan al completo, seis que suman 26 miembros en total, "este viaje es como un descanso después de una batalla muy difícil", asegura Montse, una de las madres luchadoras de Aladina que nunca pierde la sonrisa. "Creo que hemos pasado los más difícil y ahora, por fin, nos toca un descanso para todos juntos", añade.

Todo el beneficio de la segunda película de Paco Arango, Lo Que De Verdad Importa, que llenó los cines españoles hace dos años, se ha destinado a este programa de campañamentos. Con el fondo creado, Aladina garantiza que 1.000 niños enfermos de cáncer de toda España puedan disfrutar de esta experiencia hasta 2023.

La Fundación Aladina, www.aladina.org, celebra sus 14 años de vida, más de una década en la que no ha dejado de atender a niños y adolescentes enfermos de cáncer, y a sus familias. La entidad que preside Paco Arango está presente ya en 16 hospitales y atiende cada año a cientos de niños de muy diversas maneras: apoyo psicológico, entrenamiento físico, voluntariado, ayudas extaordinarias, decoraciones, grandes obras o campamentos de verano.

"Yo no estaba muy seguro de poder hacer la escalada pero al final lo hice todo, y sin ningún problema, he vuelto a confiar en mí, he descubierto que si quiero puedo y he vuelto a darle valor a lo que realmente importa. Me quedo corto de palabras para describir lo infinitamente feliz que me habéis hecho", explica Asier, de 15 años. "Pasar una semana con gente que ha pasado por lo mismo que tú y a la que es innecesario contarle lo que has sentido es superagradable, porque te hace sentir que no eres la única que ha superado algo así", dice Rocío, de 17 años.

Entre los testimonios está también el de Sara, de 17 años, quien indica que "todos tenemos algo en común y eso hace que nos entendamos mejor, nos apoyemos incondicionalmente y nos alegremos por los logros de los demás como si fueran nuestros. Dynamo me ha hecho madurar, crecer como persona, superar miedos e inseguridades, crear amistades, aprender a quererme y valorarme un poquito más e innumerables cosas más".

Por su parte, Pilar y Javier, padres de otro niño, indican que "es muy difícil romper la coraza que tienen, intentan actuar con normalidad, como si no les hubiera pasado nada, pero se sienten incomprendidos por el resto de sus compañeros, lo que les hace crearse a veces un mundo aparte, un mundo en el que los padres intentamos penetrar. Para nosotros, como padres, el campamento nos ha devuelto un hijo nuevo, más receptivo, más animado, más feliz. Esta experiencia ha sido un privilegio".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook