24 de junio de 2019
24.06.2019
La Opinión de Murcia
Tecnología

Un murciano, en el equipo que idea el primer taxi volador del mundo

El Lilium Jet, uno de los primeros 'coches con alas' que están previstos que entren en funcionamiento próximamente, ya ha realizado su primer vuelo de prueba

24.06.2019 | 04:00
Un murciano, en el equipo que idea el primer taxi volador del mundo

El sector de los eVTOL 'electric Vertical Take-Off and Landing' (comúnmente llamados taxis aéreos) comenzó hace relativamente poco tiempo, y no mucha gente lo conocía o lo conoce, incluyendo ingenieros aeronáuticos. No obstante, cada vez se nota una mayor presencia en los medios de comunicación, así como en conversaciones diarias. En mi caso, en los últimos años de la carrera (Ingeniería Superior Aeronáutica en la Universidad Politécnica de Valencia) descubrí mi pasión por los UAV (Unmanned Aerial Vehicle - Vehículos Aéreos No Tripulados, o drones), y fue entonces en dónde vi por primera vez una noticia en los telediarios relacionada con los taxis aéreos».

Así se expresa Diego López Fernández, ingeniero aeronáutico superior natural de Cehegín, que forma parte del equipo que ha creado el Lilium Jet. Se trata de un pequeño avión cuyo objetivo esencial es hacer la labor que habitualmente hacen muchos de los taxis que circulan actualmente por el planetas.

El Lilium Jet parte inicialmente de un prototipo anterior con capacidad para dos pasajeros. Su versión casi definitiva y que ya ha completado su primer vuelo de prueba. Para impulsarse, recurre a 36 pequeños motores eléctricos que rotan y que le capacitan para alzar el vuelo.

El ceheginero cuando a LA OPINIÓN que «decidí especializarme como ingeniero de Control de Vuelo cursando mi segundo máster en la Universidad de Sevilla, que tengo previsto acabar entre este mes de junio y de julio, ya que conseguí un puesto como Ingeniero de Control de Vuelo en Altran-Toulouse (Francia), trabajando directamente para Airbus, antes de finalizar el Trabajo Fin de Máster». «Allí empecé a recibir un flujo mayor de noticias sobre el sector de los eVTOL, por lo que comencé a documentarme más sobre el mismo, sobre las distintas empresas que existían, y también tuve la oportunidad de intercambiar opiniones con algunos compañeros de trabajo igualmente interesados en esa área», explica.

En este sentido, «cuando descubrí Lilium quedé completamente asombrado: su propuesta me pareció increíblemente buena, toda una obra de ingeniería, y de arte». «Bajo mi punto de vista era (y es) la compañía de referencia sin lugar a dudas. Además, comencé a leer noticias sobre distintos fichajes clave de personas que previamente trabajaron en grandes empresas como Tesla, Airbus o Audi, entre otras. Actualmente no hace falta más que echar una ojeada a la web para darse cuenta de la magnitud de su proyecto. Finalmente decidí presentar mi candidatura, aunque intenté no hacerme muchas ilusiones», comenta. Y lo cogieron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook