24 de junio de 2019
24.06.2019
La Opinión de Murcia
Tecnología

"Toda la empresa sabe que soy de la Región, me encargo de mostrarla a todos en el mapa"

"Tengo la oportunidad de hacer historia, colaborando en el proyecto más disruptivo del sector de la aviación"

24.06.2019 | 04:00
"Toda la empresa sabe que soy de la Región, me encargo de mostrarla a todos en el mapa"

Cuando Diego López solicitó trabajar en la compañía del taxi volador, era consciente de que ahí «estaban contratando a los mejores de entre los mejores», manifiesta a LA OPINIÓN. De ahí que en un principio se mostrase un poco escéptico sobre sus posibilidades de entrar en la empresa.
Sin embargo, «en tan sólo dos semanas me llamaron, y, tras el proceso de selección, aquí estoy, trabajando para Lilium», dice.

«Para ser sincero, ¡aún sigo sin creérmelo! Tengo la oportunidad de hacer historia, colaborando en el que para mí es el proyecto más disruptivo del sector de la aviación y de la movilidad urbana actualmente, y trabajando mano a mano con profesionales de élite formados en las mejores universidades del mundo, con experiencias en las mejores instituciones mundiales», asevera.

En este sentido, el ceheginero apostilla que «de hecho, recientemente se ha publicado la incorporación de Luca Benassi, ingeniero con experiencias en la NASA, Boeing y Airbus, y con el que he tenido la suerte y el honor de coincidir en varias ocasiones».

«Por cierto, toda la empresa sabe ya que soy de la Región de Murcia y, aunque no todos la sitúan, ya me encargo yo de indicarles, de mostrársela en el mapa, y de animarles a visitarnos», deja claro el ceheginero.

Desde su punto de vista, «creo que es un total orgullo poder decir que Murcia está representada a este nivel tecnológico, y pienso que todos los murcianos deberían andar con la cabeza bien alta».

«Me he incorporado recientemente a dicha empresa, en dónde sólo somos veinte españoles, siendo el único murciano aquí, y dejando constancia de ello desde el primer día», reitera. «Decidí dar lo mejor de mí mismo: al mismo tiempo que cursaba el máster conseguí un trabajo a tiempo parcial dentro del departamento de ingeniería de control de la Universidad de Sevilla, relacionado con proyectos de drones de tamaño mediano, y obtuve la mejor nota de la promoción del máster. Seguidamente vino el capítulo francés, y el alemán», precisa.

Cuando echa la vista atrás, siente orgullo. Y es que «mirando todo este camino recorrido, puedo decir que ha merecido la pena en todas y cada una de sus etapas», hace hincapié el experto.

«Se podrán encontrar mayores o menores obstáculos, no obstante, creo que hay que intentar disfrutar de ese camino, tratando de ver las cosas lo más positivamente posible, y recordar siempre de dónde vienes y el esfuerzo dedicado tras cada pequeño logro conseguido», especifica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook