21 de junio de 2019
21.06.2019
Especial
Murcia CityHub
Energía

Juan José Coble: "Todavía dependemos demasiado de los combustibles fósiles"

El experto en renovables destaca que España camina hacia un modelo liderado por la energía eólica

20.06.2019 | 23:07
Juan José Coble: "Todavía dependemos demasiado de los combustibles fósiles"

El modelo energético del siglo XX está agonizando. Esa es una realidad que ningún experto se atreve a contradecir, porque los combustibles fósiles se agotan y porque el medio ambiente pide a gritos un cambio en nuestra forma de producir y de consumir. Juan José Coble, experto en física, energía y medio ambiente y director del Máster en Energías Renovables y Eficiencia Energética de la Universidad Nebrija, explicó en su ponencia todas las ventajas que ofrece el cambio hacia un sistema en el que las energías renovables deben ser el epicentro sobre el que gire el consumo energético. Así pues, definió la eficiencia energética como la menera de «conseguir los mismos niveles de confort consumiendo menos energía».

Dentro de las propias urbes, Juan José Coble cree que «hay que cambiar la forma que tenemos de proyectar la luz»; es decir, que la iluminación en las ciudades debe basarse en las necesidades de los propios ciudadanos, y no tanto hacia el espacio exterior. Según Coble, «esto se consigue mejorando las condiciones de aislamiento, y apostando por los repartidores de costes de calefacción, la domótica y la certificación energética de edificios»

En España el cambio arrancó en 1994, cuando aparecieron las etiquetas de eficiencia energética en los electrodomésticos. A partir de ahí, se han implementado otras medidas que, según este experto, «demuestran que vamos en la buena dirección». Aunque cree que «se puede hacer más, esto es una ola vibrante que viene y debemos tener nuestra tabla de surf preparada e ir a navegar esa ola», explicó metafóricamente.

En esta ponencia se puso de manifiesto que la sociedad actual debe afrontar una serie de retos incuestionables: implementar sistemas de ahorro energético, utilizar energías renovables y cambiar los hábitos de consumo de energía. Todo ello debe hacerse con el impulso de las administraciones públicas. Coble apunta que la Unión Europea es la institución que más ha apostado por un cambio drástico en las fuentes de energía y que más ha incentivado a los estados miembro para que aceleren sus planes de reconversión energética.

«La hoja de ruta de la Unión Europea propone que en 2050 más de un 80% de la electricidad provenga de fuentes renovables», explicó el ponente. El peso de Francia en dentro de la UE y su potencial nuclear es la principal causa de que esta energía sume otro 15%, pero, según el plan, para esa fecha deben estar cerradas todas las centrales de carbón y gas. Con ello, se pretende reducir el número de muertes prematuras por exposición a elementos contaminantes en más de un 40%, así como reducir los costes sanitarios que provocan en unos 200.000 euros de gasto anual, aproximadamente.

Para esa fecha también está fijado el fin de los combustibles fósiles, un reto para el que el mundo aún no está preparado. Coble advirtió que «si las empresas petroleras siguen con este ritmo de retirada, muy pronto comprobaremos cómo va a faltar en el mercado un tercio de toda la energía que se consume actualmente».

Entre el grupo de los vientisiete, España está liderando esta transformación energética. De hecho, el documento enviado a Bruselas duplica el plan de la UE para apostar por las energías fotovoltaicas, y en las últimas décadas ya se han impulsado medidas e iniciativas muy potentes para cambiar el modelo actual y apostar por las renovables, gracias al enorme potencial de nuestro país en este terreno.

El experto resumió con datos la situación actual: la primera fuente de energía que utilizamos es el ciclo combinado, la segunda la eólica, la tercera la hidráulica y la cuarta el carbón. Sin embargo, en los últimos años la energía nuclear lidera la producción, seguida de la eólica, y el fuel y gas. Por tanto, comprobamos que la energía hidráulica, de origen renovable, desciende al sexto lugar. Los datos de producción corresponden a 2017, y explican el descenso en la hidráulica por la escasez de lluvias en ese período. «Con la energía hidráulica tenemos años buenos, pero más abundancia de años regulares o rematadamente malos», explicó el ponente.

Esta dificultad obliga a obtener la energía de los ciclos combinados y de las centrales de carbon, «mientras que los ciclos hidrológicos limitan bastante la producción». Además, «España importa el 73% de la energía primaria que consume», la mayoría procedente del petróleo, porque nuestro país «sigue dependiendo demasiado de los combustibles fósiles».

En el capítulo económico, Juan José Coble evidenció con noticias recientes que la energía eólica y la energía solar son las más baratas de producir, mientras que «más de la mitad de las centrales de carbón del mundo están funcionando en pérdidas». Por tanto, el cambio es inminente: «con las inversiones que se están realizando actualmente, la eólica se va a convertir en la primera energía del mix en los próximos dos años», señaló Juan José Coble. «Hay que cambiar de paradigma y usar lo que tenemos: el sol, el viento, etc», explicó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook