20 de junio de 2019
20.06.2019
Social

Casi mil personas piden refugio en la Región huyendo de la violencia

Las organizaciones no gubernamentales hacen un llamamiento para que no se criminalice a quien sale de su país en busca de ayuda y alertan de un repunte del discurso del odio y los bulos que se vierten sobre los migrantes

20.06.2019 | 14:38
Un momento de la rueda de prensa de este jueves.

Un total de 982 personas han solicitado asilo y protección internacional en la Región de Murcia, según los datos facilitados por Patricia Mompeán, de Murcia Acoge.

Representantes de Accem, Cruz Roja Española, Murcia Acoge, Fundación Cepaim, EAPN y la Coordinadora de ONG de la Región comparecían, con motivo del Día Internacional de las Personas Refugiadas, para exigir mayor compromiso institucional en la materia en una comunidad con un millar de personas que han solicitado protección internacional.

En concreto, detalló Mompeán, la mayoría de las personas que han pedido esa protección son varones (600). Explicó que «el programa de acogida una serie de fases», las cuales «se pueden prorrogar hasta 24 meses». En este sentido, «hay una fase cero de primera acogida, cuando llegan y solicitan», que es el momento en que el Ministerio asigna a cada persona una entidad no gubernamental. Luego «en la primera fase (en la que en la Región hay 339 personas ahora), el recurso de alojamiento temporal dura unos seis meses», detalla. Los extranjeros reciben clases de castellano, se les paga un piso (donde habitualmente viven con otros refugiados) y se les da un dinero para alimentación. En la segunda fase (hay 626 personas) «también hay una ayuda económica de alquiler y manutención»; en la tercera, después de ayudarles a encontrar un empleo, «las personas ya se valen por sí mismas» y la ONG solo es «una entidad de referencia». Hay 17 personas en la provincia en esta situación.

En cuanto a las nacionalidades, la mayoría de los refugiados provienen de Venezuela, Ucrania y Colombia. El problema que tienen, señala Mompeán, es que los trámites para conseguir el estatus de refugiado son «farragosos». A este respecto, dijo que «parece ser que desde la Delegación del Gobierno en Murcia hay un acercamiento» para intentar facilitar la burocracia a estas personas. Se habló de ciertas mejoras. Que la gente no se vea tan perjudicada por un trámite administrativo.

Por su parte, el presidente de la Coordinadora de ONG de la Región, Moisés Navarro, apuntó que «echamos de menos el espíritu Aquarius», ya que hoy en día, por ejemplo, «se están cometiendo devoluciones en caliente en la frontera de Ceuta y Melilla».

Navarro puso el acento en «los discursos xenófobos y de odio» que se están difundiendo, últimamente demasiado, así como en los «mensajes falsos» que dicen que, por ejemplo, a los migrantes se les da una paga o hasta un móvil en las ONG que los ayudan. «Estos mensajes salen de personas irresponsables, pero con responsabilidades fuertes», lamentó, al tiempo que insistió en que esto «no tiene nada que ver con la realidad».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook