20 de junio de 2019
20.06.2019
Medio ambiente

El Gobierno quiere poner orden en el sector minero e impulsar nuevos proyectos

El Ejecutivo ultima un Plan de Ordenación Territorial de Recursos Minerales, el primero de su historia y de toda España

19.06.2019 | 22:43
El plan también contempla la rehabilitación ambiental de zonas mineras.

Pretende poner en marcha un marco legal y de procedimientos de esta industria, que al año produce casi 15 millones de toneladas distribuidas en 27 municipios.

Establecer las bases para el desarrollo de una minería sostenible y que promueva «el desarrollo racional» de los recursos minerales de la Región de Murcia; e instaurar un marco legal y de procedimientos que proporcione seguridad jurídica al sector de la minería. Estos son los principales objetivos del Plan de Ordenación de Recursos Minerales de la Región de Murcia, cuyo avance conoció ayer el Consejo de Gobierno en funciones.

La Comunidad tiene censadas un total de 234 explotaciones mineras (año 2017), de las cuales 102 mantienen su actividad. Todas ellas, trabajan a cielo abierto. La única excepción: una mina subterránea dedicada a la extracción de rocas ornamentales (mármol) que está en proceso de abandono y restauración. Ésta se localiza en el municipio de Mula.

De todas las explotaciones, 123 corresponden al aprovechamiento de rocas ornamentales (distintas variedades de caliza marmórea, caliza en lajas y arenisca ornamental) y 77 a áridos (arenas, gravas, conglomerados y caliza para triturar, incluyendo el carbonato cálcico para su utilización como materia prima en otro tipo de industrias).

En total se extraen al año casi 15 millones de toneladas de estos materiales, sobre todo de áridos (81%), pórfido ( roca de color púrpura utilizada en la construcción por su dureza y aspecto decorativo, un 9,3%); rocas ornamentales (5,3%); y sal (1,1%), entre otras.

La zona más rica en sustancias es el Altiplano, con 9; seguida de las Vegas-Huerta de Murcia (7); y Noroeste-Río Mula y la comarca Oriental con 6. Es esta última la que alberga más explotaciones (67).

Suelo minero

Con el plan también se busca la concertación y coordinación de las políticas sectoriales y urbanísticas de las distintas administraciones públicas y se define una nueva categoría de suelo: 'suelo minero'.

También se actualiza y mejora el Catastro Minero, y se potencia la gestión integral ordenada y sostenible de los recursos minerales, «de manera que sea compatible con el medio ambiente, el paisaje y el patrimonio cultural», indican fuentes del Ejecutivo regional.

Está previsto que la ordenación del conjunto de las zonas calificadas como 'suelo minero' suponga aproximadamente un 3,5 por ciento del total de la superficie regional.

Las minas están distribuidas entre 27 de los 45 municipios de la Comunidad. El subsector de mayor extensión geográfica es el de los áridos, que se explotan en 26 municipios de la Región, seguido del de rocas ornamentales que se explota en 13.

La distribución de los áridos responde tanto a la abundancia de recursos aptos como a su demanda generalizada, siendo los municipios que destacan por su mayor producción los situados más próximos a la Comunidad Valenciana (Fortuna, Abanilla y Santomera) y el Campo de Cartagena (Cartagena y Fuente Álamo).

Las rocas ornamentales se encuentran principalmente en la comarca del Noroeste, Mula, Lorca, Fortuna, Abanilla y El Altiplano.

Previabilidad

La actuación conjunta de las consejerías de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente y la de Fomento e Infraestructuras incluye una zonificación de las áreas donde existen recursos minerales reconocidos -en explotación o por explotar-, de forma que los proyectos mineros que se pretendan implantar dispongan de una 'previabilidad' administrativa, especialmente en materia urbanística y ambiental.

El Plan « incrementará la seguridad jurídica y agilizará y facilitará el desarrollo de los proyectos, ya que supondrá una racionalización de las cargas administrativas en la expedición de permisos», señalan desde la Comunidad.

Entre las medidas específicas destaca la creación de un banco de espacios afectados por actividades humanas susceptibles de rehabilitación ambiental.

Esta iniciativa establecerá zonas para restauración por compensación de afecciones al medio natural por actividades extractivas aunque no sea en espacios incluidos dentro de la Red Natura 2000.

El Plan contempla otras medidas, como la elaboración del marco jurídico adecuado que permita el desarrollo de las industrias extractivas dentro del respeto a los principios de sostenibilidad; potenciar la modernización productiva, organizativa y tecnológica del sector minero para incrementar su competitividad; aumentar el conocimiento de los recursos minerales exportables de la Región por parte de las empresas mineras; mejorar los niveles de seguridad en las explotaciones mineras; establecer trámites administrativos ágiles y eficaces; y evaluar la capacidad de acogida del territorio de las explotaciones mineras para la priorización de la potencialidad de las actividades mineras.

En el proceso de elaboración del Plan participan la Dirección General de Medio Ambiente y Mar Menor y la Dirección General de Medio Natural de la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, la Dirección General de Ordenación del Territorio, Arquitectura y Vivienda de la Consejería de Fomento e Infraestructuras y la Dirección General de Bienes Culturales de la Consejería de Turismo y Cultura, junto a los ayuntamientos en los que hay emplazamientos mineros o zonas potenciales.

Además se han celebrado reuniones de trabajo con asociaciones de empresarios vinculados al sector.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook