19 de junio de 2019
19.06.2019
Murcia City Hub
Directora del Observatorio de la Movilidad Metropolitana en la UPM y experta en Urbanismo y Movilidad

Cristina López: "Las ciudades españolas están haciendo políticas de peatonalización fuertes"

Mañana jueves estará en Murcia CityHub, donde ofrecerá una exclusiva conferencia sobre el complejo asunto de la movilidad urbana

19.06.2019 | 04:00
Cristina López participará mañana en Murcia CityHub.

Desde el Observatorio de la Movilidad analizan cómo deben responder las ciudades a este reto y cómo lo están haciendo.

Para ir al trabajo, ir de compras o desplazarse a centros de ocio, el día a día de los ciudadanos requiere de diversos medios de transporte. El reto en las ciudades es hacer estos desplazamientos posibles, a la vez que se potencian medios más eficientes, a nivel tanto medioambiental como social y económico.

Poco a poco, el ciudadano es más consciente de esta necesidad, adoptando nuevos métodos de transporte, a la vez que la fisonomía de las ciudades se va transformando para dar respuesta a esta necesidad de mayor sostenibilidad ¿Hacia dónde deben evolucionar los modelos de transporte? Presente en Murcia CityHub, el evento que mañana jueves va a reunir en el Archivo General a los mayores expertos en torno al tema del crecimiento de las ciudades, Cristina López García de Leániz nos avanza algunas claves.

La movilidad es uno de los principales retos que hoy plantean los nuevos modos de vida y que competen también a las ciudades ¿Qué es una movilidad sostenible?

Movilidad sostenible significa promover alternativas al automóvil (como transporte público, a pie o en bicicleta) y, a la vez, potenciar un uso más eficiente del coche (compartido, otros combustibles, menor espacio en la vía pública, menos contaminación atmosférica y acústica, mayor índice de ocupación del vehículo, etc). Se trata de establecer medidas que estimulen un cambio modal hacia medios más sostenibles, junto con otras de disuasión del uso excesivo del automóvil.

No es una cuestión que afecta solo al medioambiente de las ciudades, encaminada a mejorar la calidad del aire o a paliar los efectos del cambio climático, sino que también tiene un gran impacto social y económico, por lo que es necesario reflexionar sobre cómo las pautas de movilidad actuales generan un volumen de desplazamientos que cada vez consumen más tiempo, energía y recursos en el día a día, ya sea para ir a trabajar, de compras, a centros de ocio o por cualquier otro motivo. Asimismo, hay que tener en cuenta la accesibilidad, entendida como la facilidad con la que las personas pueden salvar la distancia que las separa de los lugares en los que pueden hallar los medios de satisfacer sus necesidades.

Otra vía para lograr una movilidad más sostenible es reducir las necesidades de movilidad, con un urbanismo de proximidad, evitando modelos urbanos orientados al uso del coche.

Como experta en movilidad peatonal, ¿qué avance ve más complejo: los nuevos desarrollos tecnológicos o su aceptación por parte de las estructuras socioeconómicas y del ciudadano?

Las escalas de la gran mayoría de las ciudades actuales no son accesibles solo a pie y en las ciudades de gran tamaño es necesario un sistema multimodal de transporte.

Para lograr una ciudad para peatones, los planificadores urbanos deben reflexionar sobre cómo dejar de diseñar ciudades con un modelo de desarrollo discontinuo y disperso. Sin embargo, en el caso de España, muchas ciudades tienen tejidos urbanos densos que hacen posible la mejora del transporte público, la peatonalización y el cambio modal.

Hay un detalle que me ha llamado mucho la atención en mis investigaciones recientes y es que las ciudades alemanas y escandinavas fueron las primeras en actuar en la exclusión de los coches en los centros urbanos y en la mejora del entorno para los peatones, pero, actualmente, las ciudades españolas son las que están haciendo las políticas de peatonalización más fuertes, seguidas por las francesas, con unos resultados notorios.

Hay distintas formas de promover la movilidad peatonal, unas más contundentes que otras. No es lo mismo una actuación de calmado de tráfico, las llamadas calles 20 o 30, que la peatonalización de una plaza o de un área urbana, como es el reciente caso de Madrid Área Central, no exento de polémica. Al principio, la mayoría de estas actuaciones generan rechazo, pero, con el tiempo, se empiezan a apreciar los beneficios desde el punto de vista no solo de aumento de la calidad de vida, sino también económico. No obstante, se necesitan tiempo, una buena planificación y mucha información.

¿Avión, tren o carretera? ¿Cuál de estos medios es más eficiente?

En el transporte hay que buscar no solo la eficiencia económica, sino también la ambiental. El sector del transporte es responsable de un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). El transporte por carretera, que es el modo mayoritario de transporte, tanto en pasajeros como en mercancías, es responsable del 90% de las emisiones en el sector.

Sin duda, el transporte ferroviario es el sistema de transporte terrestre más eficiente: resulta tres veces más eficiente energéticamente que la carretera en el transporte de viajeros y cuatro veces más eficiente en el transporte de mercancías.

Según datos de 2017 del Observatorio del Transporte y la Logística de España, el transporte aéreo emitió 74,51 toneladas equivalentes de CO2; el transporte por carretera, 70,44 toneladas equivalentes de CO2; y el ferrocarril, 19,33 toneladas equivalentes de CO2.

¿Cuánto falta para el vehículo inteligente y autónomo y de qué forma va a cambiar nuestras vidas?

Llegan cambios importantes en el mundo del automóvil, que parece que van a provocar la mayor transformación desde su aparición y que no solo revolucionan este sector, sino que van a cambiar el comportamiento de otros modos de transporte y su relación con el ciudadano. También se está estudiando el vehículo de transporte colectivo autónomo.

La tecnología está cada vez más preparada, con avances que proporcionan el 5G y la inteligencia artificial, con ejemplos de marcas como Tesla, Google (con Wyamo), Uber, Apple, Ford o Nissan que están haciendo ensayos y pruebas con estos vehículos. Probablemente estén en funcionamiento antes de lo que pensamos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook