14 de junio de 2019
14.06.2019
Ayuntamiento de Murcia

Las exigencias de Mario Gómez ponen contra las cuerdas a Ballesta

El líder municipal de Ciudadanos quiere que sus cuatro concejales tengan cartera y exige que concentren las grandes competencias municipales

13.06.2019 | 21:49
Las exigencias de Mario Gómez ponen contra las cuerdas a Ballesta

A poco más de 24 horas de que se celebre mañana sábado el Pleno en el que deberá constituirse la nueva corporación municipal de Murcia las negociaciones siguen sin cerrarse y todo puede pasar. El acercamiento entre PP y Ciudadanos es evidente, el propio alcalde en funciones, José Ballesta, reconocía el miércoles en el Pleno de despedida que «se está llegando a importantes avances» y que pondrían en marcha un programa conjunto si finalmente hay acuerdo.

Mientras que Ballesta se pronunciaba en este sentido, el líder de la formación naranja en la Glorieta, Mario Gómez, se apresuraba en saludar al primero intentando que las cámaras captaran el momento, dejando constancia de esa sintonía.

No obstante, Gómez no lo va a poner fácil al PP y está haciéndose el duro, llegando a exigir ayer en las reuniones que se sucedieron durante todo el día cuatro carteras para los cuatro concejales que ha obtenido su formación en las últimos comicios municipales de mayo (un edil menos que hace cuatro años). Pero el portavoz en funciones de Ciudadanos no se conforma con cuatro carteras cualquiera, quiere cuatro 'superconcejalías' en las que estén agrupadas todas las grandes áreas de decisión municipal, dejando para los ediles populares las 'marías', aquellos departamentos con menos peso de decisión.

Esta propuesta no es más que un intento de poner contra las cuerdas al alcalde en funciones en plena negociación y cuando el tiempo corre en su contra, una estrategia que puede hacerle rascar algo más de peso en la nueva corporación o, por el contrario, salirle mal y tener que lanzarse en los brazos del PSOE en el último momento.

La fecha marcada en el calendario se acerca y las negociaciones no terminan de cuajar, aunque en ellas las dos formaciones están poniendo la carne en el asador. Los equipos de los comités de negociación se emplearon ayer a fondo y estuvieron reunidos durante toda la mañana en el Ayuntamiento. En la bancada de los populares estuvieron los concejales en funciones Rebeca Pérez y Marco Antonio Fernández, mientras que en el lado naranja estuvieron acompañados por el diputado nacional de Ciudadanos Miguel Garaulet, quien está acompañando durante todo el proceso a Mario Gómez.

El candidato del PP y alcalde en funciones, José Ballesta, obtuvo 11 concejales, uno menos que en la anterior convocatoria cuando logró el bastón de mando con la abstención de Ciudadanos. En esta ocasión, los naranjas exigen, a cambio de su apoyo, entrar en el Gobierno local y hacerse con los departamentos de la Administración más importante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook