11 de junio de 2019
11.06.2019
Los Desayunos de La Opinión

Un diagnóstico precoz puede ser vital para superar un cáncer de próstata

Expertos de la Unidad de Próstata de Mesa del Castillo y de la Sección de Radiodiagnóstico del Morales Meseguer se reúnen en LA OPINIÓN para hablar sobre la mejora de los avances tecnológicos en el tratamiento de los pacientes a los que les ha sido detectado este tumor

11.06.2019 | 04:00
Un diagnóstico precoz puede ser vital para superar un cáncer de próstata

­
El cáncer de próstata es el tumor más frecuente entre los hombres con más de 31.000 nuevos diagnósticos cada año en España, según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Aproximadamente, un 84,6% de los pacientes que sufren un cáncer de próstata en nuestro país sobreviven más de cinco años a esta enfermedad, según la AECC. La importancia de un diagnóstico precoz y el mejor de los tratamientos son vitales para hacerle frente. Con motivo del Día del Cáncer de Próstata, que se celebra hoy, la nueva edición de los Desayunos de La Opinión acogió una mesa de expertos en la que se debatieron estos temas, y en los que se destacó la labor de la Unidad de Urología del Hospital Mesa del Castillo de Murcia, que ofrece tratamientos punteros a nivel mundial con especialistas altamente cualificados.

El doctor Antonio Rosino, responsable de la Unidad de Próstata del Hospital Mesa del Castillo, comenzó su intervención asegurando que este tumor, salvo en fases avanzadas, «no da pistas al paciente de que existe», y desde el primer momento quiso recalcar «la importancia de realizar campañas para su detección precoz», así como «la personalización del tratamiento dependiendo de cada paciente». Respecto a este último detalle, el doctor Rosino también indicó que el cáncer de próstata varía dependiendo de cada persona, ya que «puede haber desde tumores poco peligrosos e indolentes hasta tumores extremadamente agresivos». En cuanto al perfil del paciente que puede sufrir un cáncer de próstata, el doctor señaló que cuantos más años se tiene, mayor es la probabilidad de ser diagnosticado del tumor; el cáncer de próstata es un tumor asociado a la edad, y hoy por hoy la medicina solo es capaz de curar las fases iniciales de este tipo de cáncer.

Lo esencial, según el doctor Rosino, es que los pacientes se realicen un chequeo médico a partir de los 45-50 años: «Cuando el tumor está ya fuera de la próstata, las probabilidades de curación bajan muchísimo, por lo que hay que diagnosticarlo cuando se encuentra en fases localizadas». Uno de los principales problemas a la hora de detectar esta enfermedad a los hombres es precisamente que ellos no están tan concienciados con que pueden sufrir este tipo de cáncer, a diferencia de las mujeres, por ejemplo, con el cáncer de mama, según el especialista. En conclusión, el doctor Rosino expresó que «cada vez hay más datos que indican que el diagnóstico precoz ofrece un beneficio a los hombres, sobre todo cuando se realiza en pacientes con menos de 65-70 años».

Respecto a las técnicas diagnósticas con las que cuenta la Unidad de Próstata del Hospital Mesa del Castillo, tanto el doctor Rosino como el doctor Enrique Girela, jefe de la sección de Radiodiagnóstico del Hospital Morales Meseguer de Murcia, destacaron la revolución tecnológica que ha hecho mejorar la medicina, ya que tradicionalmente se realizaba una analítica y un tacto rectal, que te indicaba si la próstata estaba sana o no. El siguiente paso era realizar una biopsia. Hoy en día, la situación ha mejorado bastante gracias a la utilización de una biopsia líquida, que es capaz de detectar la probabilidad de que haya un tumor en la próstata mediante un sencillo análisis de orina; y la resonancia magnética multiparamétrica, que facilita información en relación con la presencia de áreas con un tumor, su tamaño, su localización, densidad celular y microvascularización. Con estas técnicas se puede evitar un número considerable de biopsias de próstata innecesarias.

El doctor Rosino aseguró que gracias a esta resonancia se conoce más información y se ofrece un tratamiento más personalizado a cada paciente, dando una mayor calidad durante la fase del tratamiento. Fruto de estos grandes avances, el doctor Girela indicó que antes los radiólogos no tenían «nada que decir en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de próstata, pero ahora disponen de la resonancia magnética multiparamétrica para encontrar lesiones en la glándula que antes no se podían ver». Esta resonancia, según el doctor Girela, «es como una convencional, pero las secuencias que la forman son especiales al mostrar tanto la información morfológica como la funcional de la próstata».
Gracias a esta nueva resonancia, se puede valorar la probabilidad de que un paciente tenga un cáncer de próstata: «Si esta resonancia sale con resultado negativo, da tranquilidad a los pacientes, ya que se pueden ahorrar el paso de someterse a una biopsia. Siempre que se pueda evitar es mucho mejor, porque tiene sus complicaciones».

Ambos expertos incidieron en la importancia de que el equipo que forma parte del tratamiento de un paciente con cáncer de próstata esté altamente especializado, ya que es muy importante tener buena información durante la fase del tratamiento. Según el doctor Rosino, la resonancia magnética multiparamétrica es una prueba difícil de interpretar, por lo que es importante que la realicen radiólogos expertos, ya que la fiabilidad puede variar mucho dependiendo de quién la informe.

Respecto al tipo de tratamiento que se le aplica a un paciente, debe ser «altamente personalizado». Se cuenta con distintas opciones de tratamientos como la cirugía, la radioterapia o el tratamiento hormonal. Hay algunos casos, como en los tumores de cáncer de próstata de muy bajo riesgo, en los que la probabilidad de que se disemine es baja, por lo que existe la opción de vigilarlo durante años. En este caso, el tratamiento se puede retrasar unos años o incluso no llegar a realizarlo debido a que no hay riesgo.

A veces, en tumores localmente avanzados que afectan áreas fuera de la próstata hay que combinar diversos tratamientos. Por su parte, los tumores diseminados, los más graves, no se pueden curar, pero sí se pueden controlar mediante medicamentos que frenan su crecimiento. El doctor Rosino señaló que en fases localizadas la probabilidad de curación es superior al 90%; mientras que en las diseminadas no se pueden curar: «La diferencia es abismal entre uno y otro escenario».

Las biopsias de próstata guiadas por Fusión de RMmp (Resonancia magnética multiparamétrica) y ecografía permiten diagnosticar con mayor precisión y fiabilidad los tumores de próstata, ya que las biopsias 'clásicas' sin RMmp pueden no detectar focos de tumor presentes. Esta técnica que emplea la Unidad de Próstata de Mesa del Castillo combina la resonancia con la ecografía. Mientras que la primera es muy buena detectando lesiones, aunque no es a tiempo real; la ecografía, aunque no es la mejor opción para ver lesiones, sí muestra imágenes 'en vivo'. La superposición de las imágenes resultantes por parte de los radiólogos permite a los urólogos conocer detalles a fondo y tener un conocimiento más exhaustivo del cáncer de próstata.

El doctor Rosino recordó que el tumor de próstata es el quinto que más mata en la población, por delante, por ejemplo, de las leucemias, el cáncer de vejiga o el cáncer de estómago o de garganta. Las principales secuelas que pueden quedar tras tener un cáncer de próstata son las relacionadas con la función sexual, como problemas de erección; y la calidad de la micción como la incontinencia de orina o molestias urinarias. No obstante, el doctor aseguró que hoy en día existen tratamientos efectivos, como fármacos y cirugías, que logran subsanar estos problemas y permiten ofrecer al paciente una buena calidad de vida además de la curación de su tumor.

La voz de la experiencia

Juan Antonio Martínez, que sufrió un cáncer de próstata y que actualmente es socio de la Asociación Nacional de Cáncer de Próstata (Ancap) contó cómo fue su experiencia. Aseguró que le encontraron el tumor hace tres años: «Cuando te lo anuncian, tanto a ti como a tu familia se te viene el mundo encima al escuchar la palabra 'cáncer', pero luego obtienes información, profundizas en la enfermedad y te das cuenta de que tiene solución si lo cogen a tiempo». Decidió someterse a una operación quirúrgica para extirpar el tumor, y hoy en día se encuentra bien de salud y no sigue ningún tratamiento; solo se somete a revisiones periódicas cada medio año en las que se le realiza un análisis de sangre y la prueba del PSA. Como socio de Ancap, Martínez hizo un llamamiento a las administraciones a que lancen más campañas para que los hombres estén concienciados con este tumor y para que se puedan prevenir muchos casos de cáncer de próstata en estado avanzado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook