08 de junio de 2019
08.06.2019
La Opinión de Murcia
Tribunales

El SMS indemnizará con 60.000 euros a un paciente que sufrió lesiones en el nervio espinal

La Sala de lo Contencioso estima que en el hospital Virgen del Castillo de Yecla no se le informó adecuadamente del riesgo de la operación

08.06.2019 | 10:55
El SMS indemnizará con 60.000 euros a un paciente que sufrió lesiones en el nervio espinal

Un paciente declarado en situación de incapacidad total para su trabajo tras una operación debido a las secuelas sufridas tendrá que ser indemnizado con 60.000 euros por la aseguradora del Servicio Murciano de Salud (SMS) al no haber sido informado suficientemente de los riesgos de la intervención.

Así lo sentencia la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de la Región, que estima en parte el recurso presentado en nombre del enfermo por el letrado Ignacio Martínez, que había reclamado 250.000 euros por la edad del paciente -36 años-, la entidad de las limitaciones que le han quedado y el dolor crónico que padece y que afecta su vida diaria y a su estado anímico.

Dice la sentencia que el demandante fue intervenido en abril de 2015 en el hospital Virgen del Castillo, de Yecla, para la realización de una biopsia exéresis de adenopatía cervical y que en el transcurso de la operación se le lesionó el nervio espinal.

En su demanda, expuso que la técnica empleada no había sido la adecuada y que si existía el riesgo de producir esa lesión se le debía haber informado debidamente en el consentimiento informado, lo que no ocurrió, como indica la sala al estimar parcialmente el recurso.

"Esta actuación constituye una mala práctica, pues el paciente tiene derecho a conocer los riesgos de la intervención, no con un grado de exhaustividad tal que convierta dicho consentimiento en una mera formalidad, pero sí de aquello que es posible que pueda acontecer y, de hecho, acontece con cierta frecuencia, que en este caso es la lesión del nervio espinal", comenta la sentencia.

Además, el recurrente indicó que se había producido un retraso de cinco meses en la detección y tratamiento de la lesión, lo que le supuso una pérdida de la oportunidad de poder realizar un tratamiento curativo viable

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook