07 de junio de 2019
07.06.2019
La Opinión de Murcia
Salud

Los murcianos están a la cabeza de los españoles que más medicamentos consumen

La Región es la cuarta autonomía con un mayor gasto de fármacos, sólo superada por Extremadura, Valencia y Galicia, con una media de 21,2 recetas por persona y año

06.06.2019 | 22:53
Los murcianos están a la cabeza de los españoles que más medicamentos consumen

La Airef propone que el modelo andaluz de subasta de medicamentos se extienda a toda España para lograr un ahorro de 1.000 millones.

La Región de Murcia es la cuarta autonomía que más medicamentos consume, sólo superada por Extremadura, Valencia y Galicia. Este elevado gasto ha quedado reflejado en el informe realizado por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) sobre revisión del gasto y que fue presentado ayer, estudio en el que se indica que aunque el consumo por comunidades es heterogéneo, en Murcia se ha alcanzado las 21,2 recetas anuales per cápita, frente a las 19,6 de la media española o las 15,6 recetas que presenta Baleares, que está a la cola.

Desde la Airef insisten en la importancia y el peso del sector sanitario, ya que el 15 por ciento del gasto público (70.000 millones de euros) se destina a Sanidad, que junto a las pensiones y la educación suponen los pilares del estado del bienestar. Pero aseguran que hay margen de mejora y que «una gestión más eficiente del gasto farmacéutico podría liberar más de 1.000 millones de euros anuales, un espacio para la eficiencia que corresponde al Gobierno».

Una de las propuestas de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal pasa por extender el modelo andaluz de subasta de fármacos a todo el territorio nacional, aunque con algunos cambios. Hay que tener en cuenta que en el Servicio Andaluz de Salud ha ahorrado 560 millones de euros entre los años 2012 y 2017 gracias a este modelo y según la Airef no ha pasado factura a las farmacias andaluzas, ya que «no ha habido más porcentaje de cierre de farmacias en Andalucía que en otras comunidades».

Otra de las propuestas de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal es la reforma del copago farmacéutico para que se eliminen las diferencias actuales entre trabajadores y pensionistas con similares ingresos y que el paciente pueda elegir entre un medicamento con receta de marca o genérico. La Airef considera que el actual modelo de copago penaliza a los trabajadores activos con bajos ingresos que hacen un uso intensivo del sistema porque tienen peor salud frente a los pensionistas de renta similar.

Así, para los activos con un salario igual o inferior a 18.000 euros anuales, el Estado les subvenciona un 59 por ciento mientras que en el caso de los pensionistas con rentas superiores a los 100.000 euros es el 55 por ciento.

Otra propuesta que plantea es el establecimiento de un nuevo modelo para la toma de decisiones de financiación y fijación de precios de los medicamentos que dé un mayor peso a las comunidades en la toma de decisiones en la determinación de cuáles se financian y a qué precio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook