06 de junio de 2019
06.06.2019
La Opinión de Murcia
Mar Menor

La CHS contesta a Miras que los vertidos detectados al Mar Menor son su competencia

El organismo hidrográfico responde así a las declaraciones del presidente regional alegando que en los desagües de la tierra al mar debe intervenir la Comunidad

06.06.2019 | 21:48
La CHS contesta a Miras que los vertidos detectados al Mar Menor son su competencia

La Confederación Hidrográfica del Segura devuelve la pelota de las competencias por los vertidos en el Mar Menor al Gobierno regional. Desde el organismo de aguas han dejado claro este jueves, ante las declaraciones del presidente en funciones de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Fernando López Miras, acerca de las competencias sobre los últimos vertidos detectados en la laguna salada, que corresponde a la Comunidad Autónoma controlar esta clase de vertidos en todo aquello que no tenga la consideración de Dominio Público Hidráulico.

"La legislación vigente es muy clara al respecto", señalan citando el artículo 2 del texto refundido de la Ley de Aguas, donde se explica que los organismos de cuenca son competentes en aquellos vertidos que "se realicen directa o indirectamente en las aguas continentales (ríos, embalses), así como en el resto del Dominio Público Hidráulico (en adelante DPH), cualquiera que sea el procedimiento o técnica utilizada".

Sin embargo, los vertidos detectados en las últimas semanas y a los que se refiere López Miras, son vertidos directos de la tierra al mar, en concreto desde los núcleos urbanos de Los Alcázares y Santiago de La Ribera al Mar Menor. "Cabe recordar que el órgano competente para estos vertidos a la laguna salada es la Dirección General de Medio Ambiente de la Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, que concede autorización para verter en base a la Ley 4/2009 de Protección Ambiental Integrada, ello puede constatarse en la página WEB de la CARM", señala el organismo.

La CHS destaca además que continúa con su labor de vigilancia de los vertidos a cauces de ramblas que pueden terminar vertiendo al Mar Menor, así como con las instalaciones de desalobración tanto desde el punto de vista de la legalidad del sondeo como de la autorización del vertido, que precisa de un adecuado vertido al mar, condición que fija el vigente Plan Hidrológico del Segura, continuando con una intensa labor de control, en su ámbito competencial, es decir en el Dominio Público Hidráulico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook