04 de junio de 2019
04.06.2019
La Opinión de Murcia

Fomento excluye a la Región del plan exprés para construir pisos con alquileres baratos

El Gobierno regional exige al Ministerio que negocie con los ayuntamientos y con la Comunidad para que Murcia no quede fuera La Consejería sostiene que hay suelo en los municipios para edificar

03.06.2019 | 23:31
Fomento excluye a la Región del plan exprés para construir pisos con alquileres baratos

La Región se ha quedado fuera de los planes para construir viviendas de alquiler asequibles. El Ministerio de Fomento ha excluido a Murcia de la primera fase del plan que contempla 20.000 viviendas públicas en toda España destinadas al mercado del arrendamiento barato, con el que se van a edificar a medio plazo 5.723 pisos en Madrid, Valencia, Ibiza, Ceuta, Melilla, Sevilla y Málaga con un presupuesto de 21,5 millones de euros. Tras la presentación del proyecto estatal, la Consejería de Fomento ha exigido al Ministerio que «negocie y establezca convenios con los ayuntamientos y con la Comunidad Autónoma para formar parte del Plan 20.000», presentado por el ministro, José Luis Ábalos, en el Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA 2019) la semana pasada.

El Gobierno regional sostiene que los ayuntamientos y la Comunidad disponen de suelo edificable en los municipios murcianos que podría destinarse a la construcción de viviendas de alquiler asequible para evitar que Murcia quede fuera del plan en el entrarán otras ciudades del Mediterráneo, además de Madrid. Fuentes de la Consejería indicaron ayer que el Ejecutivo regional «pone el suelo disponible a disposición del Ministerio».

Po su parte, Fomento debe considerar que el problema del alquiler no es tan alarmante en la Región como en las ciudades incluidas en esta primera fase del plan, pese a que el precio medio del arrendamiento se ha disparado en Murcia, debido a que el frenazo de la construcción ha durado más que en otras comunidades, lo que dificulta la posibilidad de comprar a los jóvenes y a familias con poco dinero.

Según los cálculos de portal En alquiler, la media del precio de los alquileres de la Región roza los 835 euros al mes y llega a los 841 euros en la capital. Molina de Segura alcanzaría la cifra más elevada, con 893 euros mensuales.

El Ministerio informaba en una nota de prensa de que el Plan 20.000 trata de «paliar y corregir los desajustes del mercado del alquiler en determinados ámbitos del territorio nacional, en los que la dificultad para el acceso a la vivienda en este régimen es creciente por la escasez de oferta y, en consecuencia, por el incremento de precios».

El criterio seguido por Fomento para decidir el arranque del plan se ha basado en un informe realizado en su día por el Ministerio para evaluar qué ciudades españolas necesitaban con urgencia ampliar su parque de pisos de alquiler barato por contar con zonas con tensiones, en las que se habían disparado los precios.

Los suelos en los que se levantarán las viviendas de alquiler fueron adquiridos por el Sepes hace tiempo y lo que se ha hecho ahora ha sido activar su desarrollo, según apuntaron fuentes de Fomento.

«La línea de actuación con Sepes en zonas 'tensionadas' es una, pero el Gobierno sigue trabajando en otras líneas de actuación dentro del plan 20.000. La prioridad de unas actuaciones sobre otras depende de la declaración de zonas tensionadas por el precio de la vivienda, la disponibilidad de suelo, la posibilidad de localizar suelo? Es decir, dependen de una multitud de factores que implican a todas las administraciones», subrayaron desde el Ministerio.

José Luis Ábalos presentaba la pasada semana en el Salón Inmobiliario de Madrid las primeras promociones que el Sepes va a realizar en el marco del Plan 20.000', de impulso a la vivienda pública en régimen de alquiler asequible, que contempla inicialmente hasta 1.800 viviendas en Madrid, 1.362 en Málaga, 948 en Sevilla, 600 en Valencia y 532 en Ibiza. Las ciudades de Ceuta (90) y Melilla (21) aparecen también con cifras más modestas.

Su objetivo, según el Ministerio, es ampliar el parque de viviendas de alquiler a precios asequibles para familias, parejas y personas individuales con ingresos limitados.

El Plan 20.000 financiado por el Ministerio será gestionado por Sepes con la colaboración de las comunidades y los ayuntamientos. Gracias a este plan, que fomenta la participación público-privada, «se realizarán licitaciones del derecho de superficie (sobre suelo siempre de titularidad pública) para que las empresas públicas o privadas puedan acceder a la construcción de las viviendas y a la explotación de dicho derecho durante un plazo amplio de 20, 40 o más años».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook