01 de junio de 2019
01.06.2019
La Opinión de Murcia

Un firme compromiso con sus trabajadores y con la sociedad

Mercadona afianza su sostenibilidad con la Cadena Agroalimentaria y aprueba un nuevo marco laboral para avanzar en las condiciones de los empleados y en la igualdad de género

01.06.2019 | 10:09
Un firme compromiso con sus trabajadores y con la sociedad

Después de tres décadas, el compromiso de Mercadona con la sociedad española está fuera de toda duda. Un compromiso que se basa en ofrecer sus clientes productos de la mejor calidad para cubrir las necesidades de alimentación, cuidado personal, limpieza del hogar o cuidad de mascotas, ofreciendo siempre una máxima garantía de Seguridad Alimentaria, Máxima Calidad, Máximo Servicio, Mínimo Presupuesto y Mínimo Tiempo.

Mercadona está constantemente inmersa en un proceso de transformación para adaptarse a las necesidades de sus clientes y de la sociedad. Un proceso que abarca desde el modelo de venta hasta la relación con su Cadena Agroalimentaria Sostenible. Así pues, desde la empresa entienden que los accionistas y sus beneficios corresponden al último eslabón de esta cadena, porque están convencidos «de que para alcanzarlo es necesario haber satisfecho antes a sus otros cuatro grupos de interés».

La gestión de la empresa se enfoca hacia el Modelo de Calidad Total; es decir, hacia la satisfacción de cinco componentes que Mercadona considera esenciales: los clientes, los trabajadores, los proveedores, la sociedad y el capital. «Nosotros pensamos a largo plazo para conseguir un futuro sólido», afirman. A continuación, veremos cuáles son los cinco componentes indispensables que Mercadona tiene en cuenta para cumplir con su responsabilidad social:

El JEFE (LOS CLIENTES)
En Mercadona el que manda es 'El Jefe', como la empresa denomina a sus clientes. Para satisfacerlo, la empresa establece un diálogo continuo mediante el servicio de atención al cliente, las redes sociales o la interacción directa en las tiendas o en los centros de coinnovación. Además, cuentan con un modelo de Seguridad Alimentaria donde Mercadona junto con sus proveedores ha realizado en 2018 2.000 evaluaciones y más de 3.000 controles de seguridad alimentaria. Además, para fomentar la alimentación saludable, Mercadona lleva a cabo la estrategia 'Frescos Global', que consiste en poner a disposición de los clientes un amplio surtido de productos frescos y de temporada, de calidad, con la máxima frescura y calidad al mínimo presupuesto.

También disponen de una gran variedad de productos para colectivos con necesidades especiales (1.250 productos aptos para celíacos así como para personas con intolerancia alimentaria, alérgicos o veganos). Mercadona también es una compañía comprometida con un uso responsable de los recursos naturales y con un comportamiento ético en todos sus procesos, y para ello cuenta con políticas de bienestar animal y pesca sostenible, suscritas por todos los proveedores de carne y pescado de Mercadona.

EL TRABAJADOR
La evolución y transformación constante en la que se encuentra Mercadona no sería posible sin el alto nivel de compromiso de las 85.800 personas que conforman la compañía, 3.000 de ellas en la Región de Murcia. Conscientes de que procurar una distribución equitativa de la riqueza y favorecer unas condiciones de trabajo dignas son algunos de los principios de la RSC, Mercadona firmó el año pasado el nuevo Convenio Colectivo y Plan de Igualdad. La igualdad de género es esencial para una empresa en la que el 64% de la plantilla está compuesta por mujeres, que representan el 47% de los puestos directivos.

El nuevo marco laboral, más igualitario y social, refuerza el compromiso por el empleo estable y de calidad , avanza en condiciones laborales y apuesta por la mejora del poder adquisitivo de la plantilla (1.328 euros al mes / brutos), a los que se suman los complementos propios de la Política Retributiva, que supone un incremento de un 11% anual y un incremento progresivo del salario base vinculado al IPC. Además, se han incorporado importantes medidas de carácter social y se ha reforzado el compromiso en materia de conciliación de la vida familiar y laboral. En la Región de Murcia, 69 madres trabajadoras alargaron 30 días la baja maternal establecida por ley y 896 disfrutaron de jornada reducida. Por si esto fuera poco, Mercadona en 2018 compartió con sus trabajadores 325 millones de euros por los beneficios obtenidos e invirtió 70 millones en la formación de sus trabajadores. Además, creó 1.500 puestos de trabajo estables en España y 300 en Portugal.

EL PROVEEDOR
La evolución hacia la figura del Proveedor Totaler es el camino natural que Mercadona está recorriendo; un proyecto abierto en el que no importa el tamaño del fabricante y sí su especialización y agilidad. Hasta 86 empresas proveedoras murcianas y 800 pymes productoras forman parte de este modelo, que se incluye en el Proyecto CASPOPDONA con el que se pretende avanzar en la sostenibilidad de los eslabones. Además, Mercadona establece un convenio Marco de Buenas Prácticas Comerciales que garantiza que el cumplimiento de la ley de plazo de pago con sus proveedores. El compromiso de Mercadona con la Región de Murcia se refleja en que, en 2018, hizo compras en nuestra tierra por valor de 1.179 millones de euros (un 7% más respecto al ejercicio anterior).

LA SOCIEDAD
La contribución de Mercadona a la sociedad se refleja a través de su activa participación en comunidades locales, organizaciones empresariales y asociaciones de consumidores, y en su apuesta por la integración laboral. La empresa colabora con 33 fundaciones y centros ocupacionales donde más trabajan actualmente más de 1.000 personas con discapacidad. Cabe destacar la colaboración con 170 comedores sociales en la entrega diaria de alimentos y productos de primera necesidad (3 de ellos están en la Región). También colaboran con más de 60 bancos de alimentos (2 de la Región), y otras entidades en las que el año pasado se repartieron más de 8.300 toneladas de alimentos (235 en la Región).

En materia energética, han incorporado medidas de ahorro y eficiencia en sus instalaciones como la mejora del aislamiento térmico y acústico, el uso de luminarias LED y la adopción de nuevas tecnologías de refrigeración para ahorrar recursos y reducir el impacto ambiental. Estas tiendas suponen un ahorro energético de un 40% respecto a una tienda tradicional. La filosofía de Mercadona se basa en no tirar, y para ello cuentan con un pedido y servicio diario a tiendas y llevan a cabo medidas para aprovechar toda la producción y adaptar los formatos a diferentes modelos de consumo para facilitar que todo el producto fresco tenga salida.

EL CAPITAL
Por último, hay que destacar el año pasado el 25% del beneficio de Mercadona volvió a la sociedad a través de impuestos y 40 millones de euros se invirtieron en medidas de la compañía para protección ambiental.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas