23 de mayo de 2019
23.05.2019
TV

El director de la Radio Televisión planta cara al Gobierno y alega contra el gasto previsto para 7TV

Pide a la Comunidad que anule el estudio de viabilidad que fija en 64 millones el coste del canal autonómico entre 2020 y 2025

22.05.2019 | 22:29
López Miras (i) preside la mesa que adjudicó el contrato de 7TV a Secuoya en 2015 cuando era secretario general de Hacienda.

Reprocha a Hacienda que dé por buenas las cifras sin auditarlas.

El director general del ente público Radio Televisión de la Región de Murcia (RTRM), Juan Miguel Aguado, ha presentado alegaciones a la valoración económica del nuevo contrato de la televisión autonómica para el periodo comprendido entre 2020 y 2025, que la Comunidad ha sacado a exposición pública. Pide a la Consejería de Hacienda que anule el estudio de viabilidad del nuevo contrato publicado en el BORM el pasado 11 de mayo, que fija en 64 millones el coste del canal autonómico para los próximos cinco años, tal y como informó La Opinión. También PSOE y Podemos han anunciado que presentarán alegaciones al informe que sitúa el coste del contrato en 64 millones, al entender que el Gobierno trata de dejar atado el pliego de condiciones antes del relevo para replicar el modelo de televisión de Secuoya.

Juan Miguel Aguado se queja en sus alegaciones de que, pese a ser RTRM el órgano de la Comunidad responsable de controlar el cumplimiento del servicio público que ofrecen la radio y la televisión públicas, no ha sido consultado por la Consejería de Hacienda ni por la Dirección General de Informática, que ha abierto el plazo para alegar.

Con el anuncio publicado en el BORM se ponía en marcha el trámite previo a la licitación del contrato de gestión de 7 TV entre 2020 y 2025, que sustituirá a la concesión adjudicada a Secuoya a principios de 2015, vigente hasta abril.

En caso de relevo en San Esteban, el nuevo Gobierno se encontrará con unos plazos muy ajustados en el proceso de licitación y solo le quedaría la opción de suspenderlo para elaborar un nuevo pliego de condiciones, lo que hace difícil que un nueva concesionaria estuviera en condiciones de empezar a emitir el 30 de abril.

Juan Miguel Aguado, que ocupa este cargo al frente de RTRM por un acuerdo unánime de la Asamblea Regional desde mayo de 2016, planta cara a la Comunidad con sus alegaciones al informe encargado por la Consejería de Hacienda a la consultora PwC. Advierte de que el cálculo de 64 millones establecido por la empresa a la que ha recurrido la Comunidad está basado en las cuentas aportadas por la actual concesionaria, sin que hayan sido auditadas por la Administración.

Además de plantear sus dudas sobre la fiabilidad de las cifras en las que se sustentará el pliego de condiciones, Aguado destaca que el proceso de licitación no puede iniciarse sin haberse aprobado antes el contrato programa, que debe establecer los requisitos y las exigencias que se plantearán a la nueva concesionaria, teniendo en cuenta los cambios que se han producido en el mundo audiovisual.

El consejero de Hacienda, Fernando de la Cierva, aseguró hace unos días, tras la apertura del plazo de exposición, que su Departamento piensa renovar el contrato programa, pero el director del ente público considera que debió hacerlo antes de establecer las cifras por las que se regirá el pliego de condiciones. «El contrato programa incluye los objetivos del responsable de la gestión del servicio público de comunicación audiovisual autonómico y los compromisos de financiación del Gobierno regional», precisa Aguado.

Se pregunta, además, con qué criterio se han hecho los cálculos, que él ve erróneos, «si no se han marcado previamente los objetivos que deberá cumplir la televisión regional a partir de ahora».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook