22 de mayo de 2019
22.05.2019
Renovación

El director de la Radio Televisión regional presenta alegaciones a las cuentas del nuevo contrato

Pide a la Consejería de Hacienda que anule el estudio de viabilidad por el que se regirá el pliego de condiciones

22.05.2019 | 14:27

El director general del ente público Radio Televisión de la Región de Murcia (RTRM), Juan Miguel Aguado, ha presentado alegaciones a la valoración del nuevo contrato de la televisión autonómica para el periodo comprendido entre 2020 y 2025 que la Comunidad ha sacado a exposición pública.

Aguado pide a la Consejería de Hacienda que anule el estudio de viabilidad del nuevo contrato de la televisión autonómica publicado en el BORM el pasado 11 de mayo, que fija en 64 millones el coste del canal autonómico para los póximos cinco años.

Se queja en sus alegaciones de que, pese a ser RTRM el órgano responsable de controlar el cumplimiento del servicio público que debe ofrecer la radio y la televisón pública, no ha sido consultado por la Consejería de Hacienda ni por la Dirección General de Informática, que ha abierto el plazo de exposición pública.

Con este anuncio, que abría un plazo de exposición pública de un mes, se ponía en marcha el trámite previo a la licitación de la gestión de 7 TV para el periodo comprendido entre 2020 y 2025, que sustituirá al contrato adjudicado a Secuoya en 2014 por una mesa de contratación presidida por el actual presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, que entonces era secretario general de la Consejería de Hacienda. Este contrato expira en abril.

En caso de relevo en San Esteban, el nuevo Gobierno se encontrará con unos plazos muy ajustados en el proceso de licitación y solo le quedaría la opción de suspenderlo para elaborar un nuevo pliego de condiciones. Pero para parar el nuevo concurso tendría que dar una nueva prórroga al contrato de Secuoya.

Juan Miguel Aguado, que ocupa este cargo por un acuerdo unánime de la Asamblea Regional desde mayo de 2016, ha presentado alegaciones al informe encargado por la Consejería de Hacienda a la consultora PwC, en las que advierte de que el cálculo de 64 millones establecido por la consultora a la que ha recurrido la Comunidad está basado en las cuentas aportadas por la actual concesionaria, sin que hayan sido auditadas por la Administración regional.

Recuerda igualmente que un estudio de apenas 18 páginas ha costado 18.000 euros a la Comunidad.

Además de plantear sus dudas sobre la fiabilidad de las cifras en las que se el estudio en el que se sustentará el pliego de condiciones, el director general del ente público destaca en sus alegaciones que el proceso de licitación no puede iniciarse sin haberse aprobado antes el contrato programa que debe establecer los requisitos y las exigencias que se plantearán a la nueva concesionaria.

El contrato programa por el que rigió la convocatoria del concurso adjudicado a Secuoya expiró en 2016. El consejero de Hacienda, Fernando de la Cierva, aseguraba hace unos días que su Departamento piensa renovarlo, pero el director del ente público considera que antes de establecer las cifras por las que se regirá el nuevo contrato debieron establecerse las condiciones que se exigirán en el pliego de condiciones.

«El contrato programa incluye los objetivos del responsable de la gestión del servicio público de comunicación audiovisual autonómico y los compromisos de financiación del Gobierno regional», precisa Aguado.

Añade que este marco debe especificar también «los objetivos, porcentajes y géneros de programación de servicio público, tanto en la gestión directa como en la indirecta de la televisión», así como «los indicadores necesarios para evaluar el grado de cumplimiento de los objetivos y compromisos incluidos en el contrato programa».

En sus alegaciones el ente público también pone en duda las previsiones de incremento de los gastos de personal, a los que se atribuye un repunte del 12% entre 2020 y 2025, y de las compras a las productoras, en las que se prevé un aumento del 25%.

El director general se pregunta con qué criterio se han hecho estos cálculos, si no se han marcado previamente los objetivos que deberá cumplir la televisión regional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook