17 de mayo de 2019
17.05.2019
Exportación

Silvia de Juanes: "Los asiáticos están listos para pagar los altos precios de las mercancías"

De Juanes destaca la confianza que los consumidores tienen en la calidad de los productos europeos

16.05.2019 | 20:07
Silvia de Juanes, ayer en Murcia.

Ya ha empezado la carrera para hacerse con el mercado asiático y la Región no debe quedarse fuera, por lo que anima a los exportadores a buscar su hueco y aprovechar la fama de seguridad alimentaria de los productos de la UE.

La Sala de Cultura de Cajamar en Murcia acogió ayer una jornada sobre los mercados asiáticos y las oportunidades que estos ofrecen a los exportadores hortofrutícolas de la Región. Silvia de Juanes, la representante de la feria Asia Fruit Logistica en España, expone algunas de las peculiaridades de sus consumidores.

Ha venido a una Región que si por algo se caracteriza es por su iniciativa exportadora. ¿Qué le puede ofrecer esta feria?

Efectivamente, esta región es una de las más emprendedoras y fue una de las primeras que llevó representación a la feria asiática, que comenzó su andadura hace 12 años. Han sido y son pioneros en lanzarse a los mercados más lejanos y llevando productos de una calidad fantástica. Comenzaron llevando uva de mesa y naranjas, con destino principalmente al mercado chino. Pero Asia Fruit Logistica no es solo una puerta de entrada a China, que es lo que muchas veces se cree, sino a más de una veintena de mercados: La India, Taiwan, Singapur, Tailandia, Indonesia, Korea, Vietnam... Es decir, todos los países del Pacífico asiático. Y esta feria es la plataforma de negocio y contacto por excelencia para el mercado de esta amplia zona, con un perfil de comprador muy alto, es decir, con una capacidad de decisión a la hora de decidir las compras, a quién comprar y por dónde moverse.

¿Cuáles son las mayores dificultades a las que se enfrentan los exportadores?

Principalmente, la distancia, pues son traslados largos; pero el mercado está listo para pagar los precios de las mercancías que llegan por avión, por ejemplo. Estos países han crecido mucho demográficamente y seguirá siendo así, por lo que es un mercado que no va a poder abastecerse de sus propias cosechas y van a estar obligados a importar y a muy alto precio, buscando muy buena calidad. Pagan mucho más de lo que pagamos aquí en cualquier mercado por el mismo producto.

Pero también ponen trabas arancelarias.

Gracias a los últimos acuerdos, de uva de mesa y de naranja, nuestros productos han podido ganarse una reputación y, además, tenemos como garantía el sello europeo. A ellos les da una seguridad alimentaria que no tienen en su país y confían en nuestros productos con los ojos cerrados. Son ventajas que tenemos que aprovechar para situarnos en este mercado que está creciendo tanto, y para el que hay una carrera para entrar en él; no somos los únicos productores. Es el momento de posicionarse como marca y como origen para poder contar con este mercado en años venideros.

¿Cómo es el consumidor asiático?

Tienen unos gustos particulares pero hemos aprendido a entenderles. Por ejemplo, quieren naranjas y uvas muy dulces, casi saben a gominola. Muchas veces se nos olvida que son hogares muy pequeños con neveras muy pequeñas, por lo que, por ejemplo, las sandías tienen que tener un tamaño adecuado. Y muchos productores también están teniendo en cuenta la presentación del producto, utilizando imágenes infantiles que a ellos les gusta mucho, y con lo que llegaremos más lejos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas