16 de mayo de 2019
16.05.2019
Especial DÍATIC 2019

Celestino Avilés Pérez: "La inversión en nuevas tecnologías no es un gasto"

16.05.2019 | 04:00
Celestino Avilés, decano del Colegio de Ingenieros Técnicos en Informática

Decano del colegio de ingenieros técnicos en informática de la Región.

­El decano del Colegio de Ingenieros Técnicos en Informática de la Región de Murcia, Celestino Avilés Pérez (Murcia, 1965), es ingeniero técnico en Informática por la Universidad de Murcia, licenciado en Investigación y Técnicas de Mercado. Dispone de las certificaciones CISA y CGEIT. Actualmente, como funcionario de la Comunidad Autónoma, trabaja como Jefe de Servicio de Informática en la Consejería de Hacienda, gestionando el área educativa.

¿En qué punto está la revolución digital en la Región de Murcia?
En pleno proceso de ebullición, tenemos todos los ingredientes necesarios para ser líderes y referentes en materia TIC: unas universidades bien valoradas, un tamaño de región pequeño que permite hacer cosas muy rápido y un clima que favorece una calidad de vida excepcional. Solo falta el catalizador, que permita que todo lo que tenemos aparezca y nos consolide en el mercado nacional e internacional.

¿Cree que la inversión en nuevas tecnologías es su?ciente?
Creo que es muy de?ciente, no se invierte prácticamente nada y es uno de nuestros retos, convencer tanto a las administraciones públicas como a las empresas de que la inversión en nuevas tecnologías es eso, una inversión y no un gasto. Disponer de aplicaciones más potentes, dispositivos más rápidos e información consolidada que nos permita sacar conclusiones supone costes, pero desde luego lo que supone es retorno de la inversión. Por ejemplo, la Comunidad Autónoma invierte un 0,7% en tecnología cuando la media en España está en el 3.5%.

¿Cuáles son las di?cultades por las que atraviesa la profesión?
Tenemos muchas menos di?cultades que otras profesiones. Afortunadamente, tenemos prácticamente pleno empleo y además en lo que nos gusta. Eso no quita para que tengamos problemas que hay que resolver. El primero es el de disponer de atribuciones profesionales para evitar intrusismo en temas muy problemáticos, como la implantación de sistemas críticos que tienen que ver con la seguridad o con la salud.  El segundo es tener un reconocimiento económico acorde a nuestro nivel de responsabilidad. Hay que recordar que somos ingenieros, con un título muy duro de conseguir y del que hemos de sentirnos muy orgullosos.

¿Qué cuestiones se pueden mejorar en la formación de los profesionales?
Fundamentalmente, hay dos grandes áreas en las que mejorar y que muchas veces no tienen que ver con la tecnología, y que están relacionadas intrínsecamente. En primer lugar, en las denominadas 'soft-skills', como son la capacidad de organización, gestión de proyectos, liderazgo, habilidades comunicativas, etc. El segundo en la autoestima, los murcianos tenemos tendencia a pensar que todo lo que viene de fuera es mejor que lo nuestro, y eso afortunadamente no es cierto.

A medida que aumenta la implantación de las TIC en nuestras vidas, ¿cree que esto supone más oportunidades para el sector?
Indudablemente, pero no solo para el sector TIC; sino para todos los sectores que se pueden bene?ciar de nuevos modelos productivos. Hay profesiones que dentro de 20 años no van a existir, y otras que aparecerán como consecuencia de la evolución de la sociedad. Esto generará oportunidades en todos los ámbitos: industriales, agrarios, cerca de la salud, etc.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook