14 de mayo de 2019
14.05.2019
Sanidad

Un plan ayuda a más de 1.200 menores con riesgo neurológico

Esta iniciativa pretende mejorar la atención a los niños con daño cerebral y largas estancias hospitalarias

13.05.2019 | 21:41

El programa de Atención Educativa Temprana Hospitalaria ha beneficiado a más de 1.200 menores con riesgo neurológico desde que se puso en marcha hace más de 10 años en el Hospital Virgen de la Arrixaca, informó la Consejería de Salud de la Región.

Esta iniciativa pretende mejorar la atención a los menores con daño cerebral y largas estancias hospitalarias que se encuentren ingresados en las unidades de cuidados intensivos neonatales, neonatología y otras unidades pediátricas.

Además, tras el alta hospitalaria facilita su derivación a los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica de Atención Temprana regional y, si es preciso, a los Centros de Desarrollo Infantil y Atención Temprana que proceda.

«El programa permite mejorar las condiciones ambientales y personales del niño con riesgo neurosensorial y larga estancia hospitalaria, desde un modelo centrado en la familia», explicó la consejera de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá, tras felicitar a todos los profesionales implicados en este proyecto por la «gran labor» que llevan a cabo.

Otros de los objetivos de este programa es desarrollar, en colaboración y coordinación con el personal sanitario, estrategias y pautas de trabajo para la adecuación de las condiciones ambientales y los cuidados hospitalarios al bienestar físico y emocional de los menores usuarios del programa. Asimismo, pretende fomentar, en coordinación con el personal de enfermería y los pediatras y la implicación de las familias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído