13 de mayo de 2019
13.05.2019
La Opinión de Murcia
Lacra

Las víctimas murcianas de violencia de género tardan una media de 4 años y 5 meses años en denunciar

Lourdes, asesinada en Torre Pacheco a manos de Marco Vinicio, como él mismo ha admitido, es la primera víctima mortal de esta lacra en la Región en 2019

13.05.2019 | 13:07
Concentración en Torre Pacheco en memoria de Lourdes.

Las murcianas víctima de violencia de género tardan una media de 4 años y 5 meses en verbalizar su situación y expresar la violencia que sufren, ya sea contándolo a trabajadores de los servicios que en cada comunidad autónoma existen para darles apoyo y asesoramiento, o bien interponiendo denuncia contra su agresor.

Este periodo es inferior al de la media nacional, que es de 8 años y 8 meses, según un estudio de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, realizado por la fundación Igual a Igual, a partir de la entrevista a más de 1.200 víctimas. El 89% de ellas afirmó haber sufrido violencia psicológica; el 68% violencia física; el 42% violencia económica; el 25% violencia ambiental y el 23% violencia sexual. Asimismo, un 15% de ellas ha sufrido todas las violencias catalogadas.

La Región ha vivido hace apenas unos días un terrible episodio. El sujeto que lo provocó se llama Marco Vinicio. Natural de Sudamérica, residía en Torre Pacheco. Lo cazaban en El Altet cuando, presuntamente, intentaba escapar porque se le buscaba por asesinato. El de la que había sido su novia, una mujer llamada Lourdes. Él lo admitió: "La he matado", dijo. Lourdes es la primera asesinada por esta lacra de la violencia machista en lo que va de año en la Región.

En este análisis del tiempo medio transcurrido desde que la mujer víctima comenzó a sufrir violencia de género hasta que solicitó ayuda o denunció, también se estudian las razones que llevaron a las mujeres a pedir ayuda o denunciar. La gravedad de los daños psicológicos y físicos que sufrieron es el principal motivo, según declaró la mayor parte de las mujeres.

En concreto, en un 54% de los casos, afirman que les impulsó el hecho de encontrarse «psicológicamente muy dañada», mientras que para un 41% fue la 'última agresión', es decir, el daño sufrido en un episodio concreto, lo que les llevó a expresarse. Otra de las razones, citada por el 30% de las mujeres entrevistadas, es la percepción de que los hijos ya se estaban dando cuenta de la violencia.

Por territorios, el tiempo medio para verbalizar esta violencia es mayor en la Comunidad de La Rioja, con una media de 12 años y 7 meses; seguida de Aragón, con 12 años y 6 meses, Canarias, con una media de 11 años y 9 meses, País Vasco, con 11 años y 7 meses, y Extremadura, con 11 años y 3 meses. Por su parte, las autonomías con datos menores a la media han sido Murcia, con 4 años y 5 meses, Asturias con 6 años y 3 meses, y Comunidad Valenciana con 7 años y 4 meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook