10 de mayo de 2019
10.05.2019
La Opinión de Murcia
Asistencia

Sellado un gran pacto por la dependencia

Contempla la creación de un mapa para conocer las necesidades reales de los usuarios

09.05.2019 | 20:59
Sellado un gran pacto por la dependencia

El Colegio de Trabajo Social lo considera "insuficiente".

La Comunidad Autónoma ha suscrito un «pacto por la dependencia» con entidades que prestan esos servicios, patronal y sindicatos que permitirá incrementar los recursos destinados a la atención de personas dependientes, simplificar la gestión y elaborar un mapa de la dependencia para adecuar los servicios ofrecidos a las necesidades reales. En este pacto, suscrito ayer y que se prolongará hasta 2022, han participado, además del Gobierno regional, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), la Federación de Residencias y Servicios de Atención a los Mayores (LARES), la Federación de Municipios de la Región de Murcia, la patronal CROEM y los sindicatos UGT y CCOO.

El objetivo del pacto es mejorar la calidad de vida y los derechos asistenciales de las personas dependientes, que en la Región son unas 35.000 recibiendo servicios o prestaciones. Entre otras medidas, el pacto contempla la creación de un «mapa de la dependencia» para conocer las necesidades reales de los usuarios y adaptar la oferta de servicios a dichas necesidades.

Otra prioridad será permitir que las personas dependientes que deseen permanecer en sus domicilios puedan hacerlo ampliando para ello los servicios de ayuda a domicilio a todos los municipios mediante convenios con la comunidad autónoma.

En la Región unas 5.000 personas sin empleo renuncian a buscar trabajo para poder cuidar a familiares dependientes a su cargo. Por ello, se incrementarán los recursos, tanto humanos como económicos, a los ayuntamientos y mancomunidades según «criterios de demanda» y promoviendo el «equilibrio territorial», aunque no se han detallado cuáles serán los incrementos concretos.

También se prevé la simplificación en la gestión de ayudas con el objetivo de «tratar con igualdad» y evitando cualquier discriminación en la solicitud de ayudas y recursos. Se trata, por último, de un «documento abierto» que se irá adaptando en cada momento en función de las necesidades que surgan.

El Colegio Oficial de Trabajo Social de la Región no ha firmado el Pacto porque lo considera «insuficiente» y reclama soluciones para quienes están en lista de espera para recibir servicios y prestaciones pese a tener reconocido el derecho. Para el Colegio el pacto recoge objetivos importantes a los que ese organismo no se opone, pero tampoco puede suscribirlos, porque consideran que tiene importantes carencias, como la ausencia de datos concretos sobre las necesidades de servicios o la «falta de compromiso para garantizar el servicio de atención a la dependencia en todos los municipios».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook