10 de mayo de 2019
10.05.2019
La Opinión de Murcia
Laboral

Los empresarios quieren que se aplace el control horario

El presidente de Cepyme sugiere que la geolocalización de los trabajadores para que fichen puede invadir su intimidad

10.05.2019 | 04:00
Los empresarios quieren que se aplace el control horario

José María Albarracín reclama «estabilidad» a los partidos para afrontar una posible desaceleración.

Los empresarios han tratado de conseguir que el Gobierno aplace la entrada en vigor del control horario que deben aplicar a partir de este domingo, según dijo ayer en Murcia el presidente de Cepyme y vicepresidente de la CEOE, Gerardo Cuerva. El representante de la patronal nacional, que asistió este jueves a la 41ª Asamblea General de los empresarios murcianos, apuntó que la fórmula establecida por el Ejecutivo «unilateralmente» para registrar las horas de entrada y de salida de la plantilla genera «muchas dudas», dado que las circunstancias de cada empresa son muy diferentes.

Gerardo Cuerva sugirió que la utilización de aplicaciones para que los trabajadores puedan fichar fuera del centro de trabajo, que incorporan un sistema de geolocalización, puede invadir su intimidad. Añadió que la obligación de registrar los horarios «es un retroceso», en un momento en que se tiende a «la flexibilidad de horarios, el trabajo y la conciliación». Cuerva abogó por un sistema basado en «la confianza» y anunció que la patronal ha pedido al Gobierno «una reflexión» sobre la posibilidad de retrasar o flexibilizar la implantación real de la nueva ley, cuyo incumplimiento puede dar lugar a multas de hasta 6.250 euros.

A su juicio, mientras que se produce esta «falta de sensibilidad» hacia las pymes, el problema en los próximos años será la falta de cualificación, que impedirá a las empresas europeas cubrir 500.000 puestos de trabajo. El presidente de Cepyme también se quejó del repunte de la morosidad pública y acusó a la Administración de haberse «relajado» en los pagos, aunque precisó que también se ha incrementado la morosidad privada.

Cuerva, que procede de Granada, recordó que su ciudad ha permanecido cuatro años desconectada del ferrocarril, con el que enlazaba en Antequera por autobús, y reclamó la terminación del Corredor Mediterráneo, una reivindicación compartida también por el presidente de la Croem, José María Albarracín. El máximo responsable de los empresarios murcianos exigió que la plataforma ferroviaria «no se quede en Monforte del Cid, sino que llegue hasta Algeciras», con el fin de evitar que el tráfico de mercancías tenga que compartir las vías del AVE y de los Cercanías a su paso por la Región.

Albarracín reclamó también el desdoblamiento de la línea de Chinchilla, una vez que ha entrado en servicio la variante de Camarillas, y el recrecimiento del embalse por el que pasaba la vía, cuyo coste cifró en unos 4,5 millones, así como el tercer carril de la A-7.

Los presidentes de Cepyme y de la Croem coincidieron también en pedir «estabilidad institucional» a los partidos políticos que este jueves a media noche arrancaban la campaña electoral para dar seguridad a las empresas, en un momento en que la economía afronta una posible desaceleración, cuyos efectos se sumarían a la incertidumbre generada por el Brexit y por los aranceles que pretende establecer Estados Unidos.

Por otra parte, la asamblea aprobó ayer una reforma estatutaria que permitirá a Albarracín ampliar el número de miembros de la Comisión Ejecutiva y de la Junta Directiva de la patronal. El propósito es ampliar la presencia de mujeres en los órganos de dirección, en las que todavía sigue siendo muy escasa.

El presidente de la Croem anunció también que la organización empresarial ha conseguido desprenderse de la deuda acumulada en los años de crisis, que había llegado a alcanzar los tres millones, por lo que aseguró que las cuentas están «saneadas».

Tras la adhesión de la organización de autónomos ATA, cuyo presidente nacional, Lorenzo Amor, se encontraba entre los invitados a la asamblea, Albarracín anunció que está manteniendo conversaciones con Ucomur para su incorporación a la Croem. También invitó a sumarse a la organización de sociedades laborales Amusal.

A la asamblea de la patronal asistió medio millar de empresarios y representantes de las instituciones murcianas, incluidos los candidatos que se presentan a las elecciones autonómicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook