09 de mayo de 2019
09.05.2019
La Opinión de Murcia
Agua

El efecto invernadero obligará a ajustar los futuros trasvases, según los expertos

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, advierte de que hay que repensar el futuro del acueducto

08.05.2019 | 20:18
La jornada sobre el Trasvase Tajo-Segura se celebró en Madrid.

El cambio climático y la reducción de las precipitaciones obligará a ajustar las aportaciones al Trasvase Tajo-Segura, una infraestructura sin alternativa de sustitución, según coincidieron varios ponentes en la jornada por el 40 aniversario de la infraestructura, celebrada ayer en Madrid.

El acto fue organizado por la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats) en la sede del Instituto de la Ingeniería de España.

El Secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, explicó que el cambio climático producirá una reducción de aguas superficiales entre un 20-30% en España y un 40% en las zonas territoriales más vulnerables. Por ello, «es necesario avanzar en un plan con un enfoque integral para el recurso», potenciando las fuentes menos vulnerables al impacto del cambio climático; y atendiendo a la calidad, en especial las que permitan la reutilización fomentando así la economía circular del agua. En declaraciones a los medios apuntó que «hay que repensar» el futuro uso del trasvase.

Según los datos facilitados por el Secretario de Estado, el pasado invierno ha sido el más seco en la cuenca del Segura en los últimos 79 años.

El rector de la UPCT, Alejandro Díaz, aseguró que los regantes del sur de España han sacado el máximo provecho del trasvase «y están en la vanguardia de los sistemas de regadío, comparables e incluso mejor que los de Israel».

El catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid, Luis Garrote Marcos, coincidió en señalar que el futuro del trasvase está condicionado por el cambio climático, «pero también por la voluntad de los responsables de la infraestructura».

El presidente de Scrats, Lucas Jiménez Vidal, aseguró que en España hay un déficit de infraestructuras «que viene de muy atrás», y que los regantes estaban a la espera de que el Ministerio les respondiera a las alternativas que ellos habían planteado. Y añadió que todos los ponentes de la jornada, de todos los partidos políticos coincidieron en que no hay alternativa al trasvase.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook