26 de abril de 2019
26.04.2019
Especial XXXIII Salón Gourmets

Peperejotes añade un toque mágico a los sabores de la Región de Murcia

El obrador murciano brilla en el XXXIII Salón Gourmets logrando el segundo premio en Innovación

26.04.2019 | 08:49
Pepe Belmonte, gerente del obrador Peperejotes, recibiendo el segundo galardón en la categoría de Innovación.

­En apenas dos días, el próximo domingo, se cumplirá un año desde que abrió sus puertas Peperejotes, un obrador que a pesar de su corta vida ha logrado cautivar todo tipo de paladares. Así lo han demostrado quienes cada día se dejan seducir por sus creaciones culinarias, pero también los profesionales a los que ha conquistado coincidiendo con su participación en la trigésimo tercera edición del Salón Gourmets, celebrada durante la segunda semana de este mes.

En esta feria, Peperejotes obtuvo el segundo premio en Innovación gracias a su reinterpretación del paparajote –una de las siete maravillas gastronómicas nacionales– y el café de puchero, con la que quiere lograr que este postre se pueda probar a lo largo de todo el año, no solo en Semana Santa y Fiestas de Primavera.

«Eran 1.336 productos los que asistieron a la muestra en la categoría en la que participamos», recuerda Pepe Belmonte, gerente de la empresa, que apostó por hacer de esta receta artesanal milenaria «un paparajote precocinado y congelado, que se puede restituir tanto en restauración como en el domicilio», y por convertir «el vaso de café en un helado artesanal de café de malta de puchero con anís estrellado, que tiene tres fases gustativas en boca». Así, modificó la receta para que se pudiera precocinar, congelar y restituir sin que perdiera sus propiedades organolépticas.

Detrás de este galardón recogido en el recinto ferial de Ifema hay varios meses de «trabajo muy duro en el laboratorio, con muchas pruebas de congelación y restitución». Porque este profesional de la cocina trabaja cada día con el objetivo de «recuperar los sabores de la Región de Murcia», tanto en los postres como en la línea de salado de su obrador, así como de mejorar todos esos productos con el «toque mágico» que solo está al alcance de grandes maestros como Pepe Belmonte, un alquimista de la cocina que tiene claro que todos los sabores y texturas que ha ido conociendo gracias a su experiencia gourmet «tienen cosas que aportar a la gastronomía moderna».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook