16 de abril de 2019
16.04.2019
Educación

Arrecian las críticas contra el acuerdo que 'blinda' la concertada

Podemos lamenta que el Gobierno regional "prometa un futuro de recortes en la pública"

16.04.2019 | 04:00

No es el primero en criticar el acuerdo pero sí insiste en las consecuencias. La formación política Podemos se ha sumado a los sindicatos de enseñanza, como Sterm Intersindical, en denunciar el acuerdo suscrito entre la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y las organizaciones empresariales y sindicales de la enseñanza privada concertada de la Región de Murcia, para el mantenimiento del empleo en el sector de la enseñanza concertada.

«Es un paso más para seguir con la privatización de los centros educativos», ha indicado el secretario general de la formación morada», Óscar Urralburu.

Urralburu añade que «necesitamos más profesores en la pública, más recursos para las aulas y menos alumnos por clase. Diez años sostenidos de recortes no pasan en balde y la Enseñanza Pública requiere ya de un plan de rescate educativo que permita mejorar los desastrosos datos de fracaso escolar y abandono educativo temprano, abandono que es más habitual en nuestra Región que en otros lugares del país».

El acuerdo, publicado el pasado miércoles 10 de abril en el BORM, recoge, entre otras cosas, que el erario público regional se haga cargo de las indemnizaciones de aquellos profesores de la concertada que pierdan su puesto por la reducción de aulas; o que las dotaciones de profesores se mantengan en caso de que se eliminen líneas.

Y aquellos docentes que no puedan mantener su empleo en los centros afectados, por haber alcanzado éstos su ratio profesor/unidad máxima, serán incluidos en un Censo de Profesores creado al efecto, para ser contratados en otros centros privados concertados en los que se creen vacantes.

Podemos considera que dicho acuerdo «da carta de naturaleza a la posibilidad de ampliar, primero, los despidos en el sector privado-concertado».

En segundo lugar, apunta esta formación, «se va a producir un ajuste de plantillas en la red pública, ya que al primar la recolocación del profesorado de la concertada a la hora de repartir las unidades escolares, se asume que la red pública va a ser la que directamente sufra los recortes de personal interino, ya que son los que no tienen coste por despido».

Una vez más, subrayan el profesorado interino de la enseñanza pública será el más vulnerable «y el que seguirá pagando los platos rotos de la infrafinanciación, la pésima gestión y el ansia privatizadora del PP».

Urralburu concluye que lo que está haciendo el Gobierno regional «es aumentar la concertación educativa a través de la zona escolar única, la reducción de unidades en los centros públicos y la regulación de los conciertos de Bachillerato y FP y ahora el blindaje del empleo en la enseñanza privado-concertada».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook