11 de abril de 2019
11.04.2019
La Opinión de Murcia
Carrera electoral
Candidado del PP por Huelva

Juan José Cortés: "Es irresponsable dejar en la calle a personas que volverán a cometer un delito"

Fichado por el PP de Pablo Casado, el padre de Mari Luz, la niña asesinada en 2008, hace campaña a favor de la pena de prisión permanente revisable, en contra del criterio, dice, de Pedro Sánchez, que "quiere derogarla"

11.04.2019 | 04:00
Juan José Cortés: "Es irresponsable dejar en la calle a personas que volverán a cometer un delito"
Juan José Cortés: "Es irresponsable dejar en la calle a personas que volverán a cometer un delito"

No ha dado ni dos pasos por el Teatro Romea (Murcia) cuando un grupo de señoras detiene a Juan José Cortés para pedirle una fotografía. «Te votaremos», le dicen mientras posan con él. Poco después, atravesando Trapería, Cortés recibe una llamada. Es el alcalde de Almendralejo (Extremadura), explica. Le ha llamado para anunciarle que han puesto el nombre de su hija a una plaza. «Nunca hubiera querido que le pusieran el nombre de mi hija a una plaza... pero me emociono», comenta. Su hija, Mari Luz, fue asesinada en 2008 y su caso se abordó en todos los foros mediáticos. Él, que también recibió críticas por su exposición mediática, inició una gira por toda España para recoger firmas en defensa de la pena de prisión permanente revisable, que acabó aprobando el Gobierno de Rajoy. Recuerda que el PP murciano fue «el primero» en sumarse a su recogida de apoyos. Ahora, «ante el riesgo de que sea eliminada del Código Penal por Pedro Sánchez», Cortés ha aceptado la propuesta de Pablo Casado de liderar la candidatura por Huelva.

¿No teme que meterse de lleno en política pueda dañar su imagen?

Cuando uno lleva una causa tan importante y tan justa no te da miedo nada. Yo he perdido el miedo a todo porque es más importante que la medida se consiga y se pueda salvar vidas que el riesgo personal que yo pueda llevar. Me propuse hace once años que estaría todos los días de mi vida luchando por los más vulnerables. Y así haré en esta nueva etapa con el PP y con Pablo Casado. Me permite la posibilidad de mirar cara a cara a Pedro Sánchez para que me diga si va a quitar la prisión permanente revisable. Y si no la quiere, me tendrá que decir qué medidas piensa tomar contra los 45.000 agresores sexuales que hay, contra los 1.650 asesinos que en los próximos quince años saldrán a la calle sin que estén obligados a someterse a programas de reinserción o qué hará con los 1.200 reincidentes en violencia de género. Algo tendrá qué hacer.

¿Por qué es necesaria la pena de prisión permanente revisable?

Es necesaria para evitar que los reincidentes vuelvan a cometer un delito. Por asesinato condenaban a 20 años, pagaban 13, tenían beneficios penitenciarios y luego concedían el tercer grado. Las penas eran irrisorias. La prisión permanente revisable compensa el daño que se causa a la víctima y a los familiares, equiparando la pena al daño, y permite que no se deje salir a los que han cometido ese tipo de delitos sin estar reinsertados. Están obligados a someterse a programas de reinserción y están obligados a pedirle perdón a los familiares y a arrepentirse del delito. Permite que disminuya el riesgo de que muchas personas sean agredidas por un asesino, un pederasta o un agresor sexual.

¿Cree en la reinserción o piensa que es una utopía y es imposible para todos?

Hay casos en los que sí es posible la reinserción en delitos menores; pero está demostrado, desde Instituciones Penitenciarias, que un 30% de las personas no se suelen reinsertar. Y hay un algo alto riesgo de que no se reinserten en otros países, como en México donde el 98% de los asesinos y los violadores no se reinsertan.

La reinserción es un derecho recogido en la Constitución. ¿No choca la prisión permanente revisable con este objetivo?

No. La prisión permanente está bajo el amparo del Tribunal Constitucional. También hay tres sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que avalan esta pena. Hay un partido en España que cree que no es constitucional. Están cometiendo uno de los errores más graves en materia de Justicia en este país. Dejar a la calle a personas que sabemos que van a volver a cometer un delito es una irresponsabilidad. Pedro Sánchez debería reconsiderar el hecho de que van a poner en riesgo a una mayoría de ciudadanos indefensos, porque normalmente suelen pagar los más vulnerables: niños, mujeres y personas mayores. No entiendo que Sánchez y sus ministras den saltos de júbilo el 8M y que luego estén en contra de proteger a las mujeres con una medida como la prisión permanente revisable.
Hay juristas y expertos que esgrimen que este tipo de penas no ayudan a reducir el número de delitos.
La pena de prisión permanente revisable lleva sólo tres años en vigor; no sé de dónde sacan estas conclusiones...

También argumentan que el número de delitos que se cometen en España es bajo, a diferencia de otros países con penas más duras, como EE UU. A su juicio, ¿España no es un país seguro?

En los cómputos de criminalidad de EE UU se incluyen los robos y los hurtos. Se computan todos los crímenes y juegan con las cifras. Si ponemos medidas, podemos reducir los índices de criminalidad en nuestro país. Pero en España pasa todo lo contrario. Hacemos ver a los criminales que aunque cometan un delito grave van a pagar poca pena. Eso hace que las 'manadas' sean habituales... Vemos que un sistema penal débil hace que los índices de criminalidad suban. Y la ley penitenciaria permite unos derechos a los presos: a la cuarta parte de la condena ya tienen un beneficio penitenciario. Si te condenan a 20 años, a los cinco años ya estás saliendo a la calle con un beneficio. España es el sexto país europeo con más índices de crímenes graves.

¿Qué piensa cuando oye críticas por utilizar el drama de su hija para hacer política?

El drama es haber vivido la experiencia que he vivido. No quiero que ese drama lo viva nadie más. Para mí ya es duro recordar constantemente que mi hija fue asesinada. Yo siempre he intentado, cuando he estado en televisión, que no aparezca su imagen y que se hable lo menos posible de ella. Es un dolor añadido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas