07 de abril de 2019
07.04.2019
La Opinión de Murcia
Estudiantes

Murcia tiene más alumnos de educación especial que Castilla-La Mancha o Galicia

En España hay 37.000 estudiantes con necesidades específicas y la Región supera en número a grandes comunidades pluriprovinciales

07.04.2019 | 04:00
Murcia tiene más alumnos de educación especial que Castilla-La Mancha o Galicia

En la uniprovincial Región de Murcia hay actualmente 1.563 alumnos de educación especial, más que en las pluriprovinciales Castilla-La Mancha, Castilla y León, Galicia, País Vasco y Extremadura, según el Ministerio de Educación. Son casi 37.000 en toda España, un 18 % más que hace una década, cifras que empiezan a asemejarse a las de los años noventa, cuando se llegó a más de 42.000 en este tipo de centros, sobre el futuro de los cuales ha surgido cierta polémica.

El alumnado con necesidad específica de apoyo educativo en centros de educación especial ha ido subiendo desde 2009, cuando eran 30.643, llegando en el curso 2017-18 a 36.436 (datos de avance del ministerio). Suponen el 16,5 % del total del alumnado con discapacidad, escolarizado en los más de 470 centros de educación especial que existen en España.

El otro 83,5 % del alumnado con necesidades educativas especiales está en centros ordinarios. Se distinguen las siguientes categorías: discapacidad auditiva, motora, intelectual y visual, trastornos generalizados del desarrollo, trastornos graves de conducta/personalidad y plurideficiencia. «El aumento de alumnos en centros de educación especial se puede deber a los recortes que ha habido estos años y que estos chicos hayan sido asumidos en ellos», señala Ana Delgado, directora del colegio de Educación Especial Cepri de Majadahonda (Madrid), especializado en trastornos de autismo.

«Inclusión es una palabra muy bonita, pero hacen falta medios», dice Delgado, miembro del sindicato Stem. Sostiene que hay «mucho desconocimiento» sobre el mundo de la discapacidad, en el que hay chavales con unas necesidades muy diversas. Estudió magisterio, especialidad en pedagogía terapéutica, lleva desde los ochenta en la educación especial y, a la pregunta de si sirve la inclusión para todos, contesta: «Seguramente, no».

Pero insta a «normalizar todo lo que se pueda» la realidad de estos chicos que no son todos como los de la película Campeones. Desde hace años, los alumnos de educación especial ya realizan «actividades de normalización» y de «relación con iguales» a través de momentos de ocio con chicos de centros ordinarios de su misma edad e incluso del mismo barrio, añade.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook