05 de abril de 2019
05.04.2019
Medio ambiente

Así son los zulos de las desaladoras ilegales del Mar Menor

Pequeñas entradas excavadas en el suelo y ocultas bajo vegetación o vehículos agrícolas daban paso a amplios sótanos con desalobradoras donde se generaban los vertidos que iban a parar al Mar Menor

04.04.2019 | 23:14
Así son los zulos de las desaladoras ilegales del Mar Menor
Así son los zulos de las desaladoras ilegales del Mar Menor

La planta desalobradora que estaba funcionando en la finca del presidente de Coag en Torre Pacheco, Juan Luis Sánchez, estaba escondida algo más de tres metros bajo tierra debajo del invernadero de pimientos que cultiva.

En el vídeo, que se puede ver, se comprueba cómo había que descender con una escalera de seis peldaños, y, tras bajar por un par de escalones de tierra, andar varios metros por un pasillo 'forrado' de ladrillos, para llegar a una zona más amplia.

El techo está sujeto con varios puntales; a un lado de la pared se ven los tubos de la planta y al otro bidones blancos y uno azul al fondo. Asimismo, en del vídeo se ve la instalación eléctrica, que está conectada. Esta instalación carecía de autorización.

Se pueden ver también otras de las desalobradoras precintadas en distintas explotaciones del Campo de Cartagena inspeccionadas.

En una de ellas, la planta parece estar al aire libre y situada al lado de una balsa de agua, en un recinto vallado. Todo el equipamiento es nuevo.

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) comenzó el sellado de las plantas desalobradoras de esta comarca durante el verano de 2016, en plena sequía, por orden de la Consejería de Agricultura para evitar los vertidos de salmueras al Mar Menor.

La Guardia Civil peina un total de 67 explotaciones por vertidos ilegales al Mar Menor


La Guardia Civil ha inspeccionado un total de 67 explotaciones agrícolas en el Campo de Cartagena dentro de la 'Operación Chandos' por presuntos vertidos ilegales al Mar Menor, según fuentes de la Delegación del Gobierno.

La macrooperación puesta en marcha el lunes pasado por orden del titular del Juzgado de Instrucción número de Murcia, Ángel Garrote, se prolongó hasta el miércoles a pie de campo y en ella participaron más de medio centenar de agentes de la Guardia Civil e inspectores de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS). El dispositivo estuvo asistido por un helicóptero.

Los agentes inspeccionaban las explotaciones y los técnicos de la CHS se encargaban de tomar muestras del agua.

Además de los agricultores imputados (45, de los que 43 ya han pasado por Comandancia para declarar y los dos restantes se espera que lo hagan hoy), la operación ha concluido con el precintado de 48 plantas desalobradoras y 25 pozos sellados, en ambos casos por funcionar sin autorización.

Esta actuación se enmarca en el caso abierto en el Juzgado de Instrucción número 2, tras haberse admitido a trámite la denuncia del entonces fiscal de Medio Ambiente, José Luis Díaz Manzanera, por presunto delito contra los recursos naturales y el medio ambiente.

El presidente de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos de la Comarca del Campo de Cartagena, Vicente Carrión, el único representante de los agricultores que ha hecho declaraciones hasta el momento, ha insistido en que sólo una de las plantas que ha precintado la Guardia Civil estaba funcionando sin autorización (la del presiente de Coag en Torre Pacheco). El resto, ha indicado, estaban desmontadas.

La única imputación, según Carrión, es por el hecho de figurar en unas facturas de una empresa del Campo de Cartagena que se dedicaba al suministro de productos para limpiar las membranas de las desalobradoras entre los años 2017 y 2018, pero no por tener activas estas plantas a día de hoy, ha añadido a la Cadena Ser.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook