02 de abril de 2019
02.04.2019
La Opinión de Murcia
Asamblea

Unidos por el Estatuto

La Asamblea Regional aprueba por unanimidad la reforma del texto autonómico de la Región

01.04.2019 | 22:51
Unidos por el Estatuto
Los diputados, ayer en la Asamblea Regional, votan a favor de la reforma del Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia.

Los diputados aparcan sus diferencias políticas y cierran la legislatura culminando un trabajo que se inició en el año 2005

Antes de que la contienda electoral condicione cualquier posicionamiento y cualquier discurso, antes de que los actos políticos impidan un piropo al adversario y antes de que la campaña los vuelva a separar, Sus Señorías aparcaron ayer sus diferencias políticas para dejar una imagen para la historia: la de los 45 diputados regionales, sin distinción de ideologías, alcanzando un consenso para aprobar la reforma del Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia.

La Asamblea Regional acogió ayer un día histórico. 37 años después de que viera la luz el Estatuto de Autonomía, que nació en 1982, la Región actualiza su 'pequeña Constitución', blindando una veintena de nuevos derechos y recogiendo reconocimientos históricos. La reforma del texto autonómico, no obstante, deberá ser ratificada primero por el Congreso de los Diputados y después por el millón y medio de murcianos en un referéndum.

La Cámara regional celebró un pleno extraordinario que sólo trató un único asunto y que puso punto final a la novena legislatura, la primera sin mayoría absoluta y que ha afrontado momentos delicados, como el amago de moción de censura que provocó el relevo en la Presidencia. Los parlamentarios culminaron un trabajo que se inició mucho tiempo atrás: en el año 2005, cuando se constituyó la primera comisión para la reforma, creada al calor de la ola de las revisiones de los Estatutos autonómicos de nuestro país, y que en el caso de la Región se alargó hasta ayer.

La reforma, que requería del apoyo de tres quintas partes de la Cámara, corrió el riesgo de quedarse en el cajón; sin embargo, el «sprint final» de los grupos parlamentarios –como así reconocía la presidenta de la Asamblea Regional, Rosa Peñalver– permitió llegar a tiempo. Incluso este pasado domingo, en la misma noche previa a la votación, hubo que perfilar algún párrafo, como admitía ayer el portavoz de Podemos, Óscar Urralburu. Entre tanto, un sinfín de reuniones, comisiones, debates, muchos debates –o diálogos, como así puntualizaba el socialista Joaquín López Pagán, porque «un debate se eterniza, pero un diálogo deja espacio para entender las razones del otro»– que acabó con una propuesta definitiva, validada con el visto bueno de todos los grupos parlamentarios.

Los cuatro portavoces pronunciaron discursos en clave de agradecimiento, sin reproches ni pullas –rompiendo la línea habitual de los plenos–, procurando no mencionar las aristas políticas. Únicamente el popular Víctor Martínez rompió la tónica, cuando al final de su intervención profetizó «la victoria popular en las urnas de Fernando López Miras». También hubo quien expresó un «pero» al nuevo texto: fue Urralburu, quien reseñó que «el Estatuto no respeta el lenguaje no sexista». Las intervenciones también sonaron en tono de despedida, puesto que muchos de ellos no repetirán escaño. Todos, eso sí, reivindicaron los principales puntos que recoge el nuevo Estatuto.

Hubo menciones que se repitieron en los cuatro portavoces: como el agradecimiento a la letrada jefe de los Servicios Jurídicos de la Asamblea Regional, Encarna Fernández de Simón. «Sin ella no hubiera sido posible el Estatuto», destacó Víctor Martínez. Igualmente fue unánime el homenaje expreso de los portavoces al fallecido José Antonio Pujante, el que fue diputado regional de Izquierda Unida durante dos legislaturas.

Dos horas y media después del inicio del pleno, se procedió a la votación: ¿Votos a favor? Todas las manos se alzaron y un sonoro aplauso cerraba la sesión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook