02 de abril de 2019
02.04.2019
Justicia

La Fiscalía vuelve a pedir la intervención de la desaladora

Recurre el auto judicial que denegó la medida y recuerda que la Comunidad paga y se mantiene "inactiva"

02.04.2019 | 09:10

La fiscal del caso La Sal ha recurrido la negativa de la juez que investiga la desaladora de Escombreras a nombrar un interventor judicial que controle las cuentas de la planta. María Isabel Neira solicita a la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Murcia, María del Mar Azuar, que tenga en cuenta el perjuicio causado a la Comunidad, ya que debe aportar 18,5 millones anuales para costear el funcionamiento de la desaladora, de igual forma que analiza los posibles perjuicios que la medida ocasionaría a los trabajadores y a las empresas que tienen contratos de suministro con la empresa pública dependiente de la Consejería de Agricultura.

La pretensión de la Fiscalía cuando solicitó al Juzgado la intervención de las cuentas era evitar que se produzcan desviaciones de créditos, dado el entramado de empresas que hay detrás del grupo que promovió la desaladora y de las compañías que intervienen en su explotación. La fiscal recuerda que las investigaciones realizadas han dado lugar a las acusaciones de «prevaricación administrativa, fraude, malversación de caudales públicos, falsedad continuada en documentos mercantiles y privados, administración desleal y cualesquiera otros que en el curso de la investigación se revelen, de no estar prescritos».

Apunta que «atendiendo a la naturaleza de los delitos investigados, los bienes jurídicos indiciariamente lesionados, los perjuicios y responsabilidades pecuniarias causadas y de previsible causación y los intereses afectados, la medida de intervención judicial solicitada sí responde a los fines legalmente previstos. Es instrumental, necesaria, proporcional y cumple una función asegurativa, conservativa y preventiva». Añade que la Comunidad, «lejos de exponer novedad alguna en administración real, lo que hace es, por el contrario, alegar la facturación irregular que imputa a Tedagua S.A. (nada menos que desde el año 2012) y cuantificarla en cantidades muy elevadas, pese a lo cual y, paradójicamente, sigue manteniéndose inactiva, igual que con los administradores anteriores».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook