01 de abril de 2019
01.04.2019
Agricultura

Horario de verano, tiempo de invierno

Las lluvias caídas en la Región este fin de semana que ha estrenado nueva hora estival dejan hasta 20 l/m3 en algunas comarcas y beneficia a los cultivos de secano

31.03.2019 | 21:19

Los siguientes días seguirá lloviendo con viento y bajarán las temperaturas.

La meteorología ha regalado un arma de doble filo a la Región de Murcia en la recta final del mes de marzo. Un sabor agridulce que, por un parte, dejan las lluvias escasas pero beneficiosas para regar todos los territorios en torno a la cuenca del Segura acabando así con más de 100 días sin precipitaciones importantes y, por otro lado, las heladas que han provocado pérdidas millonarias a los agricultores en varias comarcas de la Región.

Desde la medianoche del sábado al domingo, con el cambio de hora de por medio, las precipitaciones caídas en la Región dejaron un buen reparto de agua en todo el territorio comunitario destacando las caídas en la Vega Alta y Media del Segura, con hasta 26 litros por metro cuadrado en el municipio de Murcia en menos de 24 horas o en torno a 20 litros también en distintos puntos del municipio de Cieza, según datos registrados por los pluviómetros de la Confederación Hidrográfica del Segura. En la comarca del río Mula y en el campo de Cartagena las lluvias también han dejado entre 15 y 20 l/m3. Por su parte, la Agencia Estatal de Meteorología registraba más de 3 litros en una hora en Murcia y Molina de Segura a media mañana de ayer.

También la lluvia fue bien recibida en la comarca del Noroeste, aunque no en las cantidades esperadas, y muy tarde especialmente para los cultivos del cereal. Estos cultivos de secano no veían una gota decente caer del cielo desde hace más de 100 días, como señala Francisco Gil, uno de los responsables de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos en Murcia (COAG). Señala que con lo caído este fin de semana y lo que se espera que caiga en esta la Región reciba 40 l/m2, y aun así no será suficiente: «Hay cosechas que por la sequía ya están perdidas, como en las pedanías altas de Lorca y algunos puntos del Noroeste; por otro lado, los ganaderos ya nos avisan de que la falta de lluvias impide a los ganaderos sacar a sus animales porque no hay comida». En el argot agrícola, lo precipitado hoy para los trabajadores del campo es un «matapolvos».

Masa de aire polar

La Aemet avisaba ayer de que a partir del miércoles y el jueves la zona mediterránea sufrirá la llegada de una masa de aire polar, acompañada de fuertes chubascos y vientos con bajas temperaturas. Una situación que en un principio los agricultores ven con buenos ojos ya que el viento impediría las heladas de madrugada y las lluvias podrían dejar una buena cantidad acumulada. Los cultivos de almendro, viñedos, cereales y frutales de hueso podrían tener un respiro entrada la primavera con estas lluvias.

Hasta ahora no se han contabilizado daños en los cultivos, pero desde COAG apuntan que las escorrentías en el campo de Cartagena con fuertes lluvias puedan volver a causar destrozos esta semana.

Además, como señala desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos su secretario general (UPA), Marcos Alarcón, los agricultores ponen su mirada en las precipitaciones que puedan caer en los embalses de la cabecera del Tajo (Entrepeñas y Buendía) para que el acumulado supere 586 hm3 (límite para declarar el nivel 3 en abril) y se mantenga el nivel 2 que autorice automáticamente el trasvase a la cuenda del Segura de 38 hm3. A día de ayer ambos embalses acumulaban 612 hm3.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook