31 de marzo de 2019
31.03.2019
Desayuno de trabajo
Mesa de expertos
Economía Circular, una estrategia contrarreloj antes de que se agoten los recursos

La Región está a la cabeza en reciclado de aparatos electrónicos

Es una de las dos comunidades autónomas que cumple con los objetivos establecidos por la Directiva de Reciclados, con más de 6'5 kilos recogidos por habitante y año

30.03.2019 | 18:40
La Región está a la cabeza en reciclado de aparatos electrónicos

En 2025 se generarán el doble de residuos urbanos que en 2012, unas cifras imposibles de asumir si no se cambia el modelo de producción y gestión imperante. El director general de la Fundación ECOLEC, Luis Moreno, recuerda que «en julio ya habremos consumido más recursos de los que nos podemos permitir. Habremos llegado al punto de no retorno». Por eso es esencial practicar la economía circular, que consiste básicamente en recuperar todos los materiales posibles para volver a introducirlos en el ciclo productivo, en definitiva, reciclar.

Gestionar los materiales de forma que no se agoten es el reto que deben asumir los gobiernos, productores, distribuidores, gestores y ciudadanos de todo el mundo. La economía circular es la única estrategia a seguir y de ella se habló el pasado 21 de marzo en la Mesa de Expertos organizada por LA OPINIÓN, que fue moderada por la periodista especializada en Medio Ambiente Pilar Benito.

En el debate estuvo presente la Fundación Ecolec, una organización sin ánimo de lucro que financia la recogida, el tratamiento, la valorización y la eliminación de los RAEE (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos), así como residuos de pilas y acumuladores. Su presidente, Luis Moreno, recuerda que «en julio habremos consumido todos los recursos que nos podemos permitir. Habremos llegado al punto de no retorno». Para evitar sufrir una situación en la que los recursos se hayan agotado es fundamental incorporar la economía circular, «que consiste en recuperar todos los materiales que se pueda para volver a introducirlos en el ciclo productivo». El objetivo de la UE es reciclar más, «pasando del 30% de los residuos municipales a un 65% en 2035. También reducir a solo un 10% la cantidad de residuos generada, estando en la actualidad en el 65%, promover la eficiencia energética y reducir el consumo de agua y electricidad». En definitiva, potenciar las 3 R (Reducir, Reciclar, Reutilizar).

Los RAEE son muy importantes en la economía circular y crecen vertiginosamente, alcanzando los 50 millones de toneladas en todo el mundo y aumentando a un ritmo del 25% cada cuatro años. Como ejemplo de generación de residuos, Luis Moreno nos recuerda la rapidez con la que cambiamos de móvil, «una vez al año de media, y no porque no funcione, sino porque sale un modelo mejor». A pesar de que los recursos se están agotando, «a nivel global no estamos reduciendo los residuos, los estamos aumentando», por eso es fundamental organismos como Ecolec, que solo en 2018 consiguió recuperar 114 millones de kilos de RAEE. La meta para este año es alcanzar los 144 millones de kilos, «va a ser difícil de conseguir, pero no imposible», indica.

Aún así, la Región de Murcia se sitúa a la cabeza en reciclado de este tipo de residuos «con 6,68 kilos por habitante al año», según señala Antonio Luengo, director general de Medio Ambiente y Mar Menor de la CARM, siendo la nuestra una de las dos comunidades autónomas españolas que cumplen con el Plan de Residuos 2016/2020. En 2017 se recogieron 10.200 toneladas y entre 2010 y 2017 se han recuperado más de 56.000 toneladas, «que sin una gestión adecuada habrían acabado en el vertedero», subraya.

El responsable de Medio Ambiente recuerda además que debido a la globalización, «en 2025 se generarán el doble de residuos urbanos que en 2012, aunque como contrapartida, Europa y por ende España, ha conseguido reducir la generación de residuos domésticos, que pasaron de 526 kilos por habitante en 2008 a 493 en 2012». A nivel global -residuos domésticos, industriales y comerciales- se pasaron de 166 millones de toneladas en 2004 a 120 en 2012, «una reducción del 25% en 8 años». El director general considera que «hemos evolucionado, pero no lo suficiente. El consumismo está produciendo una transformación de los residuos generada por los hábitos de consumo, muchos productos envasados, residuos tecnológicos e incluso peligrosos, lo que dificulta la gestión de los mismos».

En este sentido, el reto del Gobierno Regional es cumplir con los objetivos del Real Decreto 110/2015 y reciclar el 65% de los RAEE, conseguir que todo el Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada esté autorizado, adaptar los puntos limpios, incorporar nuevos productores, como los de placas solares y perseguir el fraude, sacando del sistema y penalizando a quienes no gestionen correctamente los residuos. En este sentido señala que la 'canibalización' de los residuos en los puntos limpios perjudica el valor de los mismos, ya que lo que queda es un esqueleto sin valor que además no se puede aprovechar.

Asimismo, Luengo informa de que el 80% de los residuos los recogen en las tiendas, en este sentido señala que «los comercios están realizando una labor ejemplar». Todas las tiendas de más de 400 metros están obligadas a tener un punto de recogida de pequeños electrodomésticos de forma gratuita, aunque no se hayan comprado en el establecimiento.

Por su parte, José Prat, secretario general de la Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos fue la voz de los distribuidores en esta mesa de expertos. Considera que hay que facilitar la labor de los Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Producto (SCRAP), organizaciones sin ánimo de lucro que se dedican a la recogida de envases usados y residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, para su recuperación. Su finalidad es prevenir que el destino de los residuos sea el vertedero y maximizar la cantidad de materiales recuperados. «Habría que mejorar el programa informático para registrar los aparatos que se van gestionando y que a día de hoy tenemos que ir introduciendo uno a uno, lo que obstaculiza mucho el proceso». También se mostró muy crítico con algunas empresas de venta online «que no cumplen con la obligatoriedad del uno por uno,», es decir, llevarse el aparato viejo para reciclar cuando se compra uno nuevo. A esto se une además que algunas ni siquiera pagan IVA. «Esto supone una competencia desleal contra la que debería actuar la Administración», subraya.

El presidente de la Cámara de Comercio y gerente de Global París, Miguel López Abad, considera que el reciclaje «debe resultar rentable» y denuncia que cuando les llegan los RAEE, después de que hayan sido 'canibalizados' por personas que se dedican a extraer todos los elementos con algún valor en la calle o en los puntos limpios, «ya no valen nada». Además, insiste en el riesgo medioambiental que supone la mala gestión de estos aparatos, muchos de ellos, como los frigoríficos, son considerados peligrosos porque contienen gases y sustancias tóxicas, por lo que requieren de un tratamiento especializado.

En la planta de Global París, situada en Cañada Hermosa, ya trabajan 50 personas. De sus inicios como una empresa de desguaces han llegado a ser una planta autorizada, «y esa evolución ha sido a base de trabajar mucho y de mucha concienciación, además de una experiencia de más de 40 años. Todos los residuos llegan a nosotros antes de ir al vertedero». Global París ha evitado que miles de toneladas de RAEE terminen en los vertederos. Trabajan en estrecha colaboración con la Fundación Ecolec, «con quienes mantenemos muy buena línea de colaboración».

La propuesta de Global París es liderar a nivel nacional la economía circular y que todas las acciones que se lleven a cabo en esa línea partan de la Región de Murcia, para ello acaban de firmar un acuerdo con HAC, una compañía americana de referencia mundial en economía circular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook