27 de marzo de 2019
27.03.2019
Energía

El colapso de la red eléctrica impide poner más huertos solares en la Región de Murcia

La compañías responsables deben invertir para dar salida a la energía fotovoltaica generada

27.03.2019 | 04:00
El colapso de la red eléctrica impide poner más huertos solares en la Región de Murcia

El Valle del Guadalentín registra la mayor saturación

La saturación de la red eléctrica que da salida a la producción de la energía fotovoltaica impide seguir poniendo nuevos huertos solares en la Región, según dijo ayer el presidente de Anpier, Miguel Ángel Martínez-Aroca. Durante su intervención en una jornada organizada conjuntamente con la Federación de Cooperativas Agrarias (Fecoam), Martínez-Aroca alertó de que la incapacidad de las redes de evacuación de la energía solar resulta especialmente grave en el Valle del Guadalentín, que considera «colapsado» debido a la implantación de grandes plantas construidas con capital extranjero.

Las posibilidades de seguir ampliando la capacidad de generación dependen en este momento de que las compañías Red Eléctrica e Iberdrola realicen las inversiones necesarias para ampliar las subestaciones y las líneas destinadas a la evacuación de energía fotovoltaica, según reconoció el consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán, que intervino en la clausura de la jornada 'Generación fotovoltaica y producción agraria'.

La potencia instalada en las plantas solares existentes en la Región alcanzaba los 438 megavatios en 2017, mientras que la energía generada situó a Murcia a la cabeza de las comunidades autónomas, según los datos facilitados por Celdrán. La generación fotovoltaica aporta ya el 10,03% de la capacidad total de producción energética de la Región y el 9,3% del total nacional. Murcia ocupa el quinto puesto en capacidad de generación, dado que las posiciones de cabeza corresponden a comunidades mucho más extensas, pero alcanza la mayor densidad por kilómetro cuadrado.

A su vez, la capacidad total de generación de energía renovable llega al 18% y daría para suministrar electricidad a la mitad de los hogares de la Región, según los cálculos de la Consejería.

El presidente de Anpier defendió la implantación de huertos solares y plantas fotovoltaicas de pequeñas dimensiones frente a las grandes inversiones que, además de limitar la capacidad de la red eléctrica para dar salida a la energía producida por el sol, tienen un mayor impacto medioambiental sobre el territorio.

Advirtió de que «las macroplantas» ocupan una gran superficie de terreno y alteran «el paisaje, los caminos y las ramblas», además de que acaban saturando las líneas eléctricas utilizadas para la evacuación, lo que está llevando al «colapso en todo el Valle del Guadalentín». A su juicio, si continúa la expansión de estas grandes instalaciones, «acabaremos por expulsar del sistema de generación a las pequeñas explotaciones», lo que daría lugar a «la fuga de los beneficios económicos generados por el sol a Madrid o a Moscú».

Por su parte, el consejero señaló que «cuando viene un inversor de fuera también hay que apoyarlo», aunque reconoció que ya hay problemas para dar salida a energía renovable en Lorca, Moratalla, Yecla y Mula, lo que exige una ampliación de las subestaciones y de las líneas de transporte de las compañías Red Eléctrica e Iberdrola.

La directora general de Energía, Esther Marín, confía en que el nuevo plan que prepara el Ministerio permitirá dar cabida a la avalancha de inversiones en plantas fotovoltaicas que se ha producido en el último año, ante las perspectiva de que el impuesto al sol y las trabas legales al autoconsumo tenían los días contados, aunque estuvo en vigor hasta finales del pasado año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook