26 de marzo de 2019
26.03.2019
Energía

Las 3.000 horas de sol anuales, motor del regadío murciano

Dos de las plantas fotovoltaicas más grandes de España abastecen a los agricultores de Pliego y Jumilla

26.03.2019 | 16:32
Planta solar de la Región

Con más de 3.000 horas de sol de media anual y unas condiciones orográficas propicias, la Región puede suministrar las necesidades energéticas que precisa el sector agroalimentario a través de la generación de energía solar fotovoltaica para impulsar los sistemas de regadíos.

Así lo ha dicho el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor, durante la inauguración de la jornada 'Generación fotovoltaica y producción agraria. Las oportunidades del nuevo escenario energético' en Murcia, organizada por la Federación de Cooperativas Agrarias de la Región de Murcia (Fecoam) y la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (Anpier), donde ha afirmado que "la finalidad es analizar el papel de las energías renovables en el mundo agrícola, que es la base de nuestra economía, aportando un 22 por ciento al PIB regional y con un 28 por ciento de ocupación".

Del Amor destaca que "a través de las ventajas que ofrece la ingeniería fotovoltaica nuestros agricultores pueden seguir impulsando su competitividad, sin emitir gases nocivos a la atmósfera, ya que es una de las fuentes de energía más barata que se conoce, en torno a 32 euros por megavatio".

La Región cuenta con dos de las plantas fotovoltaicas más grandes de España destinadas a los regadíos, la de la Comunidad de Regantes (CR) de Pliego y la de Miraflores de Jumilla, que generan entre ambas 2.173 megavatios por hora al año, con lo que evitan la emisión de hasta 582 toneladas de CO2 anualmente. Asimismo, el consejero afirmó que "gracias al uso eficiente de los recursos, en especial el agua, y a la innovación, el avance que ha experimentado este sector ha sido de manera sostenible".

Del Amor explica que "es una realidad que las renovables generan energía a un precio más competitivo que cualquier otra fuente". Por eso, "esta ventaja tendría que ser irrenunciable porque disminuye los costes a los agricultores de la Región, redundando en una mayor rentabilidad", continuó.

Durante la jornada, se trataron temas como la transformación del sistema eléctrico español, así como las amenazas y oportunidades del sector, como herramienta de generación de energía limpia, o el aumento de autoconsumo en el entorno rural. El acto se clausuró con una ponencia sobre el potencial de la tecnología fotovoltaica y su papel dinamizador en el ámbito agrario regional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook