20 de marzo de 2019
20.03.2019
La Opinión de Murcia
Judicial

Un año para fijar la custodia de los menores tras divorciarse los padres

La saturación de los Juzgados de Familia provoca largos retrasos en la primera vista para fijar el calendario de visitas y los progenitores denuncian que llegan a estar doce meses sin ver a sus hijos

20.03.2019 | 04:00
La Asociación de Padres Separados 'tomó' ayer Santo Domingo para reivindicar un cambio en el modelo legislativo a nivel nacional

Un año tardan, de media, los Juzgados de Familia de la Región en fijar la primera vista para comenzar los procesos de designación de custodia para los hijos de matrimonios en proceso de divorcio. La saturación de estas salas, tres en Murcia y dos en Cartagena, genera un «caos» y no les permite asumir todos los asuntos que se generan, lo que se traduce en grandes retrasos en la fijación de estas primeras vistas, que por ley deberían designarse «con urgencia», es decir en el plazo de un mes o mes y medio. En 2018 la Comunidad Autónoma puso en marcha dos nuevos Juzgados de Familia, uno en la capital regional y otro en Cartagena, que a los pocos meses ya estaban saturados de trabajo y sufrían retrasos.

Así lo lamentaba ayer la Asociación de Padres Separados de la Región de Murcia, que celebraba un acto festivo por noveno año consecutivo en la Plaza Santo Domingo de Murcia para visibilizar esta problemática. Y es que, durante el tiempo que los juzgados tardan en llamar a los progenitores para estipular el tipo de custodia y el calendario de visitas, los niños pueden estar sin ver a uno de los padres, aquel que no cuente con la custodia de los menores. «Si el progenitor que 'se queda' con los niños decide que el otro no puede verlos hasta que un juez lo diga, y tarda un año en resolverse el asunto, los hijos pueden estar todo ese año sin ver a uno de sus padres. Es insostenible»», lamenta Ignacio Ráez, coordinador y letrado de la Asociación de Padres Separados.

También hay listas de espera en los Puntos de Encuentro Familiar. «Se adopta como una solución pero el recurso no funciona», explica. Y es que, cuando la única forma de que un menor pueda tener contacto con su padre o su madre sea a través de este recurso de la Administración de Justicia, «es inaceptable» que haya listas de espera de varios meses para poder realizar estos encuentros. Para los progenitores esta situación es de «impotencia absoluta» ya que «cuentan con una resolución que les dice que podrán ver a sus hijos en unas condiciones específicas, pero no pueden verlos».

Desde la asociación se muestran convencidos de que estos retrasos se resolverían con más medios, dotando de más presupuesto a estos recursos. «Los jueces y fiscales de Familia sacan todo lo que está en sus manos pero es imposible que puedan asumir la cantidad de asuntos que se generan», lamenta Ráez.

Un día reivindicativo y lúdico

La asociación celebraba ayer, Día del Padre, una jornada festiva a la vez que reivindicativa para padres y niños. Y es que, leyeron un manifiesto en la murciana Plaza Santo Domingo que reclamaba un cambio legislativo a nivel nacional que fomente la custodia compartida como opción preferente a la hora de fijar la custodia de los menores tras el divorcio de sus progenitores, al tiempo que se programaron numerosas actividades infantiles: magia, teatro de títeres, talleres y reparto de algodón de azúcar para celebrar un día en familia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook