17 de marzo de 2019
17.03.2019
Colegio de Odontólogos de Murcia

"Una ley de publicidad sanitaria de ámbito regional se queda muy pequeña"

"Siendo más ambiciosos, queremos que los niños con discapacidad que ahora permanecen en el PADI de 6 a 14 años, estén desde que nacen", dice el presidente

16.03.2019 | 20:27
Pedro Caballero Guerrero, en el Colegio Oficial de Odontólogos de la Región de Murcia.

Pedro Caballero Guerrero siempre se ha implicado con la profesión. Cuando estaba en la universidad ya participaba en movimientos estudiantiles con el fin de reivindicar aspectos como los números clausus, los cuales ayudan a reducir el número de titulados a la vez que garantizan una mayor formación y atención de calidad del paciente, para evitar lo que él llama plétora profesional, que conduce al sobretratamiento y lucha de precios a costa del empeoramiento de la asistencia.


¿Qué le hizo tomar la decisión de presentarse a presidente del colegio?

Al llegar al ejercicio profesional siempre he procurado ser activo en actividades colegiales y llegó un momento en que entré en la junta de gobierno con Óscar Castro, el anterior presidente, como vocal. En los años posteriores fui secretario y vicepresidente. Después di un paso al frente y presenté una candidatura, que fue la única, y recogimos más de 300 avales, con lo cual nos sentimos bastante respaldados.

¿Qué propuestas o retos tiene, ahora que es presidente, para el colegio?

Nos hemos propuesto recuperar el programa PADI, que es el de Planes de Atención Dental Infantil, tal y como se concibió en un principio, que era cubrir a los niños de 6 a 14 años. En tiempos de crisis, por recortes presupuestarios, se redujeron las cohortes, los años en los que se atiende a niños y de esos seis pasó a ocho años, lo cual vemos insuficiente porque en realidad no se puede llevar un buen seguimiento ni hacer un buen programa preventivo en la salud de los niños. Es más, nos gustaría avanzar en edades más tempranas, que las cohortes avanzaran por debajo y empezar a los cuatro o cinco años. La prevención sería mucho más efectiva y, además, mucho más económica. Es un programa que viene del presupuesto público de la Consejería de Sanidad y estaríamos contribuyendo a un gasto mucho más eficiente del dinero de los contribuyentes, haciendo una mejor prevención que va a tener resultado en niños y, luego, en adultos más sanos.

¿Qué se podría hacer para revertir esta situación?

Desde el Colegio estamos reivindicando a las administraciones públicas, en este caso a la Administración regional, que haga un esfuerzo en ese sentido y recuperar esos presupuestos para reestablecer el programa. Además de eso, siendo más ambiciosos, queremos que los niños con discapacidad, que ahora mismo sí permanecen en el PADI de seis a 14, estén desde los cero años porque hay muchos niños con discapacidad o enfermedades raras y, siempre o casi siempre, conlleva a algún caso de alteraciones bucodentales. Pretendemos que los niños discapacitados estén de cero a 14 años como mínimo.

¿Por qué considera necesaria una legislación a nivel nacional para mejorar la normativa de publicidad sanitaria regional?

La normativa que hay en la Región de Murcia, que se hizo gracias al empuje del Colegio y su presidente anterior a la cabeza, es pionera en España y esa publicidad regula todo lo referente a lo sanitario, pero hay que ponerse esa medalla, que la verdad es que se hizo gracias al empuje del Colegio de Odontólogos de Murcia, evidentemente, porque hemos sido los que más hemos sufrido esa publicidad agresiva y engañosa. Es una buena normativa, pero hay que estar vigilante para que se cumpla porque en la sociedad de la comunicación y en los tiempos que vivimos, una ley de publicidad sanitaria de ámbito regional queda muy pequeña: por los distintos medios llueve cualquier tipo de publicidad. Nosotros, lo que es dentro de la Región, intentamos que se cumpla y cuando vemos que no es así, lo denunciamos. Toda publicidad sanitaria tiene que estar visada previamente por sanidad y con un número de registro de publicidad sanitaria, pero claro, no podemos evitar que alguien enchufe la televisión y haya una cadena nacional con un famoso anunciando clínicas con ofertas de 2x1 o ese tipo de cosas. Se está trabajando a través del consejo general por una legislación nacional, aunque nos ha pillado a contrapié porque esa proposición de ley va a quedar paralizada por el corte de la legislatura.

¿Y en cuanto a las sociedades de profesionales, detecta algún fraude por el que crea necesario actuar en defensa de la salud de los murcianos?

Ahora mismo el problema es que cualquiera puede abrir un establecimiento sanitario, entonces, el objetivo final de un empresario es ganar dinero y eso es legítimo, pero lo que pasa es que con la salud no todo es tan sencillo porque al final estamos hablando del bien más preciado, de un bien que cuesta muchísimo a las arcas públicas mantener. Creemos que, en cuanto a la salud, un empresario no debería ser solo empresario sino también sanitario, porque al sanitario se le presupone que su empresa no puede ser deficitaria, ya que su objetivo primordial es el bienestar y la salud de sus pacientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook