09 de marzo de 2019
09.03.2019
La Opinión de Murcia
Prevención

Ayuntamientos y CHS buscan todos los pozos abandonados

Localizan diez fosos inseguros por avisos de ciudadanos Califican como "zonas sensibles" el Noroeste, Altiplano y Campo de Cartagena

08.03.2019 | 19:36
Uno de los pozos localizados recientemente por el organismo de cuenca.

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y la Federación de Municipios de la Región de Murcia han firmado un convenio de colaboración para buscar y sellar los pozos que no estén en «las necesarias condiciones de seguridad», y con ello evitar accidentes como el que acabó con la vida del pequeño Julen.

El presidente de la CHS, Mario Urrea, explicó que el organismo de cuenca ya había puesto en marcha en la web un sistema que centraliza las denuncias de los ciudadanos, que pueden mandar por whatsapp o por e mail, e incluso llamar por teléfono, cualquier incidencia sobre pozos que encuentren, que no estén sellados y que puedan presentar peligro.

«Tras el desgraciado accidente de Julen hemos asumido nuestra responsabilidad, y, además del trabajo de nuestros agentes medioambientales y guardas fluviales, ponemos esta herramienta en manos de cualquier ciudadano», manifestó ayer el presidente.

Cuando el organismo de cuenca detecta el pozo, lo primero que hace es averiguar su titularidad, y si es responsabilidad de la CHS, actúa directamente. Si no, remiten el caso a la autoridad local competente para que actúe.

Desde que se puso en marcha esta campaña en la web, la Confederación ha recibido diez avisos de pozos con riesgo potencial. «Tres ya los conocíamos porque eran de nuestra competencia y ya están sellados; para los otros siete ya estamos en contacto con los titulares o los ayuntamientos para que lo solucionen», explicó el presidente de la CHS.

Urrea comentó que era difícil saber cuántos pozos podría haber en condiciones de riesgo, si bien apuntó como zonas «especialmente sensibles» las comarcas del Noroeste, Altiplano y Campo de Cartagena. «Son comarcas cuya actividad depende de las aguas subterráneas», apuntó y añadió que también había casos en la zona del Llano del Beal, derivados de la actividad minera.

Urrea firmó ayer el convenio con el presidente de la Federación de Municipios, Joaquín Hernández, alcalde Lorquí. El objetivo de este protocolo es actuar con la Federación para que, una vez conozcan el caso de un determinado pozo peligroso, que no sea competencia de la CHS, y si no pueden contactar con el propietario, informar del caso al Ayuntamiento donde esté ubicado.

El presidente de la Federación, Joaquín Hernández, destacó que los ayuntamientos pondrán todos sus medios para controlar sus municipios, y que si algún propietario no asume su responsabilidad, «lo haremos nosotros con carácter subsidiario».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook