01 de marzo de 2019
01.03.2019
Política

Una sesión de control pensando en las elecciones

El Gobierno regional y la oposición chocan a cuenta de los datos del aeropuerto, el turismo y el abandono escolar

28.02.2019 | 22:33
Una sesión de control pensando en las elecciones

Sobre la mesa se situaban los asuntos de Corvera, el abandono escolar y el turismo. Esas eran las preguntas de la sesión de control al presidente del Gobierno regional, la penúltima de la legislatura. Pero, con las elecciones a la vuelta de la esquina, resultó inevitable que los intercambios dialécticos entre Fernando López Miras y la oposición contuvieran mensajes pensando en la próxima cita con la urnas, además de los habituales reproches. Lo hizo especialmente el presidente regional, que cargó contra las políticas de Pedro Sánchez en Moncloa e incluso se acordó de Venezuela, Maduro y Zapatero.

—El mejor plan de viabilidad para la Región es echar a usted del Gobierno el próximo mes de mayo.

—No se preocupe, señor Urralburu. Le queda muy poco para ver cómo gano las elecciones.

El portavoz parlamentario de Podemos, que fue el primero en lanzar sus preguntas, exigía al Ejecutivo un plan para luchar contra «la fuga de pasajeros» del aeropuerto de Corvera a la terminal de Alicante. Óscar Urralburu expuso que el número de viajeros había bajado un 10% en la primera quincena de enero y reprochaba que dos compañías «han eliminado sus destinos y otras dos han cancelado la mitad de sus trayectos».

López Miras acusó de mentir a Podemos. Negó la pérdida de viajeros, indicando que han crecido los vuelos un 14,4% en enero; destacó que las tarifas de Corvera «son más baratas» que las de Alicante y remató su argumentación espetando: «La única fuga que hay es la de su partido, la de sus dirigentes, una vez que se ha acabado el dinero de Maduro y de Venezuela».

El socialista Joaquín López Pagán censuró las políticas educativas del PP que «han derivado en los preocupantes datos de abandono escolar de la Región, del 24,1%, siete puntos por encima de la media nacional». «Estamos sometidos a los vaivenes económicos; con la mejoría de la economía, aumenta el abandono escolar en la Región», lamentaba el portavoz parlamentario del PSOE, quien reprochaba que el Gobierno «no retira los centros de amianto» y remataba: «No se han preocupado de los problemas de la Región; sólo están preocupados de hacer caso al que sigue mandando: (el expresidente) Pedro Antonio Sánchez, con el que se encuentra los fines de semana para que le diga lo que tiene hacer». Miras, que ignoró la interpelación sobre PAS, respondió que la tasa de abandono de 2008 a 2018 «se ha reducido 18 puntos» y elogió que la Comunidad tiene el «mayor descenso junto con La Rioja».

«El amianto de la Asamblea empieza afectar al PSOE y a Podemos», arrancaba Víctor Martínez en su turno. El portavoz popular calificó los nueve meses de Pedro Sánchez en el Gobierno central como «un embarazo terrible» tras «acostarse con separatistas, independentistas y filoetarras». Fue el pistoletazo a la retahíla de Martínez y Miras contra la gestión de Pedro Sánchez. «Desde que cambió el colchón de la Moncloa, todo ha ido mal para España», se mofaba el presidente, que criticó que dejara a Murcia sin AVE por un motivo «electoralista», que «cerrara el Trasvase en noviembre» y que no atendiera la financiación autonómica. «Hemos estado nueve meses en manos de presuntos delincuentes que quieren romper con España», concluía.

Más amable fue la interpelación entre Miras y Miguel Sánchez. «Voy a echarle de menos. Ha sido un buen parlamentario, con vocación de diálogo». Aun con el piropo, ambos se reprocharon los datos sobre el número de turistas: el portavoz de Ciudadanos alegó que había bajado la cifra de turistas, un dato que Miras desmintió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook