24 de febrero de 2019
24.02.2019
Inyección

Los fondos del rescate suman ya el equivalente al gasto de la Comunidad en tres años

El Estado ha transferido a la Región casi 12.500 millones en seis años y medio

24.02.2019 | 04:00

La inyección ha permitido mantener la máquina de la Administración regional, pero deja una deuda de 9.300 millones

Los fondos transferidos a la Región desde que la Comunidad Autónoma y los ayuntamientos se acogieron al rescate sumaban 12.500 millones al acabar el mes de enero, una cantidad equivalente a tres años de gasto de la Administración regional. Seis años y medio después de que la Comunidad pasara a depender de la respiración asistida que le proporcionó el Plan de Pago a Proveedores y el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), los ingresos siguen sin proporcionar los recursos necesarios para sostener la maquinaria de los servicios públicos, tal y como apuntaba el Tribunal de Cuentas en su último informe de fiscalización, en el que planteaba «serias dudas sobre la sostenibilidad financiera del sistema sanitario de la Región de Murcia».

De los 12.448 millones que la Región ha recibido desde 2012, cuando se cerró el grifo de la financiación bancaria para Murcia, la Comunidad Autónoma ha ingresado 10.207 millones, según se refleja en el último informe hecho público por el Ministerio de Hacienda titulado 'Mecanismo de financiación de las administraciones territoriales'.

Los fondos del rescate pesan como una losa en el endeudamiento de la Administración regional, que alcanzaba los 9.300 millones en el tercer trimestre del pasado año, pero la dependencia de la Comunidad del FLA no se ha reducido a pesar de la recuperación económica.

Según los datos recogidos en el informe del Ministerio de Hacienda, el Estado aportó 1.555 millones en 2018 y otros 1.496 en 2017, a pesar de que la Región se ha situado a la cabeza del crecimiento de las comunidades autónomas en los dos últimos años. En 2016 los fondos aportados por Estado llegaron a superar los 1.700 millones, lo que deja claro que la Región no está en condiciones de conseguir los recursos necesarios para costear la sanidad y la educación por sí sola.

En el año 2012, cuando el anterior ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ofreció a las comunidades y a los ayuntamientos la posibilidad de sacar del cajón las facturas sin pagar que habían acumulado y conseguir financiación barata, el Estado aportó a la Región 2.299 millones.

El consejero de Hacienda, Fernando de la Cierva, culpa al sistema de financiación aprobado por Rodríguez Zapatero en 2009, que ha dado lugar a la acumulación de la deuda. De la Cierva calcula que el 85% del endeudamiento está motivado por la infrafinanciación originado el actual sistema de reparto autonómico, que cifra en 7.500 millones.

El problema es que la deuda va a seguir aumentando cada año mientras no haya una reforma de la financiación autonómica, que el PP eludió cuando estaba en el Gobierno y siguió retrasando incluso después de recibir el dictamen del comité de sabios que reunió en 2017.
Mientras tanto, el gasto de la Comunidad sigue creciendo, pero los ingresos no repuntan con la energía necesaria, porque la recuperación sigue lastrada por la escasa aportación de la construcción al PIB. A pesar de que el sector va recuperando el pulso poco a poco, está lejos de poder aportar los ingresos que alimentaron las cuentas de la Comunidad antes de la crisis a través de tributos como el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Cataluña encabeza la lista de comunidades asistidas por los fondos del Estado, con 76.090 millones; seguida de la Comunidad Valenciana, con 54.404; y Andalucía, con 37.437. Por el contrario, Cantabria, que es la comunidad mejor financiada, ha recibido 3.132 millones desde 2012.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook