24 de febrero de 2019
24.02.2019
La Opinión de Murcia
Especial
Puertos deportivos
Presidente del Club Náutico Villa de San Pedro

Armando Cubero: "Nuestra meta es que en este Club ondee pronto la Bandera Azul"

El Puerto Deportivo Villa de San Pedro será remodelado para mejorar sus servicios, infraestructuras y eficiencia medioambiental

24.02.2019 | 16:42
Armando Cubero: "Nuestra meta es que en este Club ondee pronto la Bandera Azul"

Los vecinos de San Pedro del Pinatar tienen el privilegio de disfrutar de un puerto deportivo, el Villa de San Pedro, con su Club Náutico, en un paraje idílico en el que se respira paz y naturaleza en estado puro.

¿Cómo definiría al Club Náutico Villa de San Pedro?
Este Club es un regalo para los vecinos de San Pedro, que disfrutan de un puerto deportivo abierto al Mediterráneo ubicado en una isla medioambiental privilegiada: el Parque Regional de las Salinas y Humedales de San Pedro.  Para llegar a nuestro Club es necesario cruzar el Parque Natural, con un paisaje inigualable, que deja a ambos lados el agua de las salinas (que son milenarias) y compartimos camino con flamencos y muchas otras especies de aves acuáticas, algunas migratorias, que anidan en nuestra Región gracias a una climatología favorable y a la protección de este entorno. Las instalaciones del Club permiten disfrutar de la naturaleza de los alrededores solo con asomarse a la terraza. En 360º se puede observar el Mediterráneo desde Palos hasta Tabarca, y las playas protegidas de La Llana y Torre Derribada, sin ninguna edificación ni urbanización. El Club está flanqueado por playas naturales protegidas de 3 kilómetros tanto al Norte como al Sur.

¿Cuántos socios conforman el Club Náutico y qué tipo de embarcaciones acoge?
Somos 450 socios. Nuestra vocación es el fomento de la actividad deportiva y recreativa náutica, y para ello el CNVSP dispone actualmente de más de 400 amarres para diferentes esloras y tipos de barco, desde pequeñas embarcaciones de pesca recreativa de 6 metros, hasta yates de crucero de vela y motor de hasta 25 metros. Existe un cierto equilibrio entre barcos pequeños y grandes, entre motoras de aficionados a la pesca recreativa y armadores que practican la navegación a vela, si bien también amarran en nuestro Club barcos clásicos, embarcaciones de empresas que ofrecen servicios de buceo y excursiones marítimas, así como embarcaciones de práctica de escuelas náuticas homologadas. Disponemos de un muelle de espera singularmente grande, que ha permitido el amarre de embarcaciones especiales.

¿Qué ofrece el Club además de la práctica de la navegación?
Paz. Así de sencillo. Uno entra en el Club Náutico después de haberse bañado de naturaleza en el camino de llegada y encuentra unas instalaciones amplias, luminosas, donde se respira serenidad, tranquilidad, con una piscina ajardinada... eso solo puede producir relajación y bienestar. Deseamos que jóvenes y adultos se inicien en el mundo de la náutica de recreo. Con ese fin se creó la escuela de vela que acoge a familiares de socios pero también a usuarios del Club. En los próximos años el Club abrirá sus puertas a los jóvenes en edad escolar, que podrán tomar contacto con la navegación en nuestras instalaciones. Estas actividades de formación, que cada día aumentan, son un motor de convivencia muy apreciado.

¿Organiza el CNVSP competiciones u otras actividades?
Efectivamente, y existe un equilibrio razonable de aficiones y embarcaciones. Tenemos un importante grupo de socios que son excelentes pescadores de recreo y que salen regularmente a practicar su afición. Estos socios dinamizan la organización de campeonatos de pesca, en colaboración con otras asociaciones y clubes. Es habitual ver faena de barcos de pesca recreativa cualquier día de la semana en nuestro puerto, y el Club tiene como misión fomentar los concursos de pesca que proponen los socios. Organizamos un trofeo que consiste en seis regatas costeras, con una alta participación de socios y de embarcaciones visitantes de puertos desde Torrevieja hasta Cartagena. Además, queremos integrar a la juventud de San Pedro del Pinatar en una iniciación náutica real  mediante colaboraciones con los centros educativos y las asociaciones juveniles. Actualmente, estamos inmersos en 'Centinelas del Mar', un programa de la Universidad de Murcia para formar y concienciar a los navegantes en la conservación del medio marino y los efectos del cambio climático.

¿Cuál es la situación actual del Club y sus proyectos de cara al futuro?
Gracias a que contamos con unas cuentas saneadas, en breve vamos a acometer obras de mejora y modernización. Se cumplen cuatro años de mucho trabajo que nos ha permitido afrontar el futuro con optimismo y con ambición. El CNVSP  ya tiene el visto bueno del 'Proyecto básico de actuaciones para la mejora de la productividad, la eficacia energética y la calidad ambiental', que con actuaciones consensuadas con la Consejería de Fomento de la CARM, que renovará la concesión de la lámina de agua, y adquirirá un compromiso de sostenibilidad con el que pretendemos convertirnos en un Club Náutico de la Región de Murcia con Bandera Azul. Para ello se acometerán mejoras en la eficiencia energética, y se colocarán cubiertas sobre nuestros aparcamientos, y sobre ellas, paneles fotovoltaicos para nuestro autoconsumo, y con capacidad para la recarga de los vehículos de nuestros socios y visitantes. Los nuevos pantalanes diseñados ya se adaptan a las previsiones del cambio climático y contarán con sistemas alimentados por energía generada por el propio Club. También se realizarán obras para que estas instalaciones sean totalmente accesibles para personas con movilidad reducida, dotándolas de zonas de aparcamiento específicas y aseos adaptados.

¿Existen empresas o servicios que el Club ofrece más allá de la navegación de recreo?
El Club tiene un varadero para la reparación y mantenimiento de embarcaciones, gestionado por una empresa externa, y que experimentará una remodelación para adaptarse a las exigencias en materia medioambiental y de mejora de la seguridad. Existe un Club de Buceo instalado dentro de nuestro puerto, así como diversas empresas que ofrecen servicios complementarios, desde cursos y clases de kitesurf o navegación, hasta compraventa y alquiler de embarcaciones. Existen locales de restauración, restaurante propio, chill-out y en el futuro se proyecta aumentar esta oferta para dinamizar la vida social sin renunciar a la paz y a las noches tranquilas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas