23 de febrero de 2019
23.02.2019
Toma de posesión

Letrados y fiscales, hartos de ser "la Cenicienta"

El decano del Colegio de Abogados pide una mayor aportación económica y la dignificación de la profesión

22.02.2019 | 22:04
Letrados y fiscales, hartos de ser "la Cenicienta"

Fiscales y abogados de la Región denunciaron públicamente que la Justicia «ha sido siempre una Cenicienta en todos los sistemas políticos que hemos tenido». Una afirmación que expuso el decano del Colegio de Abogados de Murcia, Francisco Martínez-Escribano, y que compartió de facto el fiscal superior de la Comunidad, José Luis Díaz Manzanera, que destacó que «es la gran asignatura pendiente de este país; el caballo de batalla de todos los discursos que se dan en el ámbito de la Justicia».

Martínez-Escribano, que renueva al frente del Colegio, de cuyo cargo tomó ayer posesión, criticó: «El poder político no se quiere dar cuenta de que somos imprescindibles en el Estado de Derecho». Por ello, reivindicó «no solo una mayor e imprescindible aportación económica a ese trabajo y una mayor dignificación de la profesión, dado que sin abogacía no existiría justicia».

En este sentido, hizo referencia al turno de oficio, «fundamental en la defensa del ciudadano», ya que, recordó, «quienes solicitan su ayuda son las personas más desfavorecidas de la sociedad y quizás somos su única posibilidad a la que pueden acudir».

Desde Fiscalía, su máximo representante advirtió que la Justicia «tiene que ser más rápida, porque de no ser así pierde esa eficacia y en cuestiones, por ejemplo, de familia o temas laborales es impresentable que se tarde mucho en la tramitación porque los juzgados no dan más de sí en cuanto a señalamientos y el volumen de trabajo que hay». Una situación que se produce a escala nacional, pero que en Murcia «se acrecienta aún más, ya que somos los cuartos en España en carga de trabajo» y eso «no está correspondido con un número de fiscales adecuado». Según Díaz Manzanera, «se podrían destinar más fiscales a muchos ámbitos, siempre y cuando los tuviéramos, y eso afecta más a asuntos en los que se están tramitando procedimientos complejos».

El decano del Colegio, que apuesta en su mandato por «incidir en la participación de los compañeros, convertir el Colegio en gestor de servicios, facilitar la formación continua, seguir ayudando en la incorporación a las nuevas tecnologías», defendió la firme necesidad de «defender la dignidad de la profesión e incidir en el turno de oficio».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook