16 de febrero de 2019
16.02.2019
Entrevista
Politólogo

Francisco Javier López Carvajal: "Los partidos ya no dependen de sí mismos, sino de los apoyos afines"

"La izquierda se va a movilizar para que no que se repita el escenario andaluz, pero el electorado de Vox es muy activo"

16.02.2019 | 04:00
El politólogo Francisco Javier López, ayer, en Murcia.

Considera que va a ser una campaña bronca. «Estamos viendo la polarización desde hace meses», apunta. «Hay crispación: 'Derecha trifálica, felón'... Son términos que no caben en el 'fair play'. Y ahora tendrá protagonismo Abascal. Veremos cuánto elevará el tono y contra quién dispara: si solamente a las izquierdas o si romperá puentes con PP y Cs».

P Elecciones el 28 de abril. ¿Qué le parece la fecha?
R Pedro Sánchez ha pensado en Pedro Sánchez por delante del propio PSOE, desligando las elecciones generales de las autonómicas y de las locales para no distorsionar el mensaje electoral. Esta fecha es la que más le conviene para no sufrir más desgaste y sobre todo por las presiones de los barones para no tener un superdomingo el 26 de mayo que fuera una ruleta rusa. El PSOE no sabía realmente si era una buena opción o no jugárselo todo a una carta. Pero la opción de aplazar las elecciones sería gobernar tan en minoría y tan solitario que era prácticamente inviable.

P ¿El elector puede cansarse con dos elecciones en un mes?
R Tradicionalmente sí. Y no son sólo dos citas electorales ahora, es que además llevamos un ciclo electoral muy corto. Tantas elecciones en estos años causa cierto de nivel de hastío y cansancio en el elector, pero por otro lado han entrado ponentes nuevos que están reactivando al electorado. Lo hemos visto en Andalucía. Una parte del electorado del PSOE se quedó en casa, pero se movilizó un voto que era tradicionalmente abstencionista y un nuevo voto indignado, que el es que ha ido a Vox. De cara al 28A, va a haber una movilización del votante de izquierdas, sobre todo socialista, para que no se repita un escenario parecido al andaluz, pero, por otro lado, va a haber una movilización del electorado que está captando Vox, que es muy activo.

P ¿El temor a Vox puede hacer que la izquierda se movilice?
R Con eso van a jugar. Es necesarios que el votante de izquierdas se movilice porque si no se puede dar la paradoja de que Vox crezca más aún de lo que estamos detectando demoscópicamente, como pasó en Andalucía. Para lograr el votante del centro, Ciudadanos y el PP también tienen que hacer un esfuerzo por movilizarlo. El partido que llega a estas elecciones con el pie cambiado es Podemos, con su líder de baja por paternidad y con la crisis interna que tienen. Le pilla en su peor momento, cosa que puede movilizar al PSOE y creo que ellos lo han tenido cuenta.

P ¿El votante de Podemos menos fiel puede ver al PSOE como el voto útil?
R Efectivamente. Acuérdese de aquel «Que nos come la derecha» de Alfonso Guerra de los noventa. Ahora estamos asistiendo a otro 'nos come la derecha' con otras palabras. La ministra Delgado decía «derecha trifálica». Se está recuperando el lenguaje frentista, que últimamente no existía. Ahora vemos casi dos bloques de izquierda y derecha, muy fragmentados pero dentro de dos ejes. Lo que no sabemos es si el resultado electoral dará para mantener esos dos ejes o tendrán que buscar apoyos transversales.

P ¿Cómo puede reflotar Podemos?
R A diferencia de su antagonista Vox, que es monolítico y con un solo liderazgo sin necesidad de alianzas, Podemos surge de muchos movimientos sociales y como agrupación de distintas tendencias y partidos que ya existían, y al no haber una unidad y una dirección clara, cuando el líder ha marcado una pauta, eso ha saltado por los aires. La única forma de recomponerse es manteniendo la unidad. Pero cada vez que lo hacen, salta alguien por otro lado. Su papel es complicado.

P La lista más votada ya no parece una garantía para gobernar. ¿Hay un cambio de paradigma?
R Claro, las mayorías absolutas han quedado en el olvido con los nuevos actores que han aparecido. Ser primera fuerza ya no te garantiza ser el partido que vaya a ostentar la Presidencia del Gobierno ni de la Comunidad ni la Alcaldía... Los partidos ya no dependerán tanto de su resultado, sino del resto de formaciones que sean más afines y también de la capacidad negociadora a la hora de llegar a acuerdos. Vamos a asistir a un panorama multicolor y no necesariamente de bloques, porque vamos a ver tras las elecciones locales gobiernos naranjas y azules, gobiernos naranjas y rojos, gobiernos morados y rojos...

P ¿Ciudadanos puede seguir jugando a dos bandas o ya es irremediable su posición y sólo puede mirar a su derecha?
R Si Ciudadanos aspira al centro político del tablero, tiene que saber jugar su baza de derecha o izquierda. Si no, está dejando un campo de crecimiento muy amplio al PSOE por el flanco izquierdo de Ciudadanos y por el derecho de los socialistas. El 36% del electorado en España se situa ideológicamente en el centro izquierda y centro derecha. Si dejas vacío ese hueco, uno de los dos partidos tiene que ocuparlo. Ciudadanos tiene que ser hábil y negociar alianzas tanto con PP como con PSOE, pero dependerá de los territorios.

P ¿Cataluña pesará mucho en la Región?
R Sí. El tema catalán está afectando. El primer banco de pruebas lo tuvimos en Andalucía donde uno de los elementos clave fue la movilización del electorado que se fue a Vox. Pesó mucho el castigo a la política llevada a cabo con Cataluña. Murcia es una comunidad donde el sentimiento de españolidad es más acusado; con lo que el crecimiento del PSOE de la Región se puede ver lastrado con los últimos movimientos. Y además esta semana comenzó el juicio del procés...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook