12 de febrero de 2019
12.02.2019
Infraestructuras

La línea de Camarillas abrirá el 21 de marzo

El delegado del Gobierno recuerda que la conexión con Madrid estará cortada tres semanas

12.02.2019 | 13:58
Empleados de Adif trabajan en el tramo de Camarillas

La línea de Camarillas volverá a abrirse el próximo 21 de marzo después de las tres semanas que permanecerá cerrada por las obras de las conexiones y pruebas de seguridad que hay previstas. Así lo ha afirmado el delegado del Gobierno, Diego Conesa, minutos antes de la reunión de la Comisión de Seguimiento de las Obras del AVE que se ha celebrado esta mañana en Teniente Flomesta y en la que está previsto que se analice la situación de este proyecto y si se están cumpliendo los plazos previstos.

Conesa ha indicado que "los cortes del sistema ferroviario son imprescindibles para avanzar hacia infraestructuras del siglo XXI". Por ello ha recordado que en la línea de Camarillas la previsión es cortar del 2 al 20 de marzo. Los días 3, 4, 5 y 6 de marzo se harán los enlaces de Cieza-Agramon, el 8 se entregarán las infraestructuras a Renfe y el día 11 de marzo Renfe iniciará las pruebas de formación de maquinistas que se prolongarán durante cinco días.

Del 2 al 20 de marzo, tiempo durante el que Camarillas estará cerrado, habrá salidas en autobuses desde Cartagena y Murcia, y se está negociando poner tambiémn conexión desde Cieza, para llegar a Albacete. Tras lo que está prevista la apertura de Camarillas para el 21 del próximo mes.

El delegado del Gobierno ha asegurado que los plazos para la llegada del AVE se mantienen en el segundo semestre de 2020 y ha negado que haya retrasos en las obras de soterramiento, tal y como sostienen desde la Comunidad Autónoma, que calcula cerca de tres meses con respecto al cronograma que Adif dio en noviembre.

El director general de Transportes, José Ramón Díez de Revenga, ha manifestado su "honda preocupación" por esos posibles retrasos y ha advertido que los representantes de la Comunidad Autónoma detectaron retrasos con respecto al plan de obra presentado por Adif en la anterior reunión, en noviembre, de dos meses y medio en el caso de la ejecución de la superficie y paredes del túnel y de hasta tres meses en la rampa de bajada al soterramiento.

Esos retrasos, ha advertido, podrán afectar no solo a la llegada del AVE a Murcia, sino también al tiempo que estará cerrado el paso a nivel de Santiago el Mayor, ya que si se alargan las obras, no podrá restablecerse el paso en los ocho meses previstos.

Por su parte, el presidente de la Plataforma Pro Soterramiento, Joaquín Contreras, ha mostrado su inquietud por ese retraso en la adjudicación, ya que las plicas se abrieron en agosto, se seleccionó a la empresa que ofrecía mejores condiciones (Acciona-Ferrovial), pero no se ha publicado en el BOE, motivo por el cual, ha dicho, los vecinos continúan con sus protestas diarias, que acumulan ya 550 días ininterrumpidos.

Contreras ha pedido que las empresas adjudicatarias aumenten las plantillas previstas para poder afrontar una mayor carga de trabajo y acortar los plazos.

En este caso, el delegado del Gobierno ha explicado que la adjudicación está pendiente de varios informes obligatorios, entre ellos, el de la Abogacía del Estado, pero se llevará a cabo en el primer semestre de este año, por lo que, si se calcula el plazo de 15 meses para la primera parte de las obras, éstas finalizarán antes de acabar el 2020, dentro del plazo previsto.

El director de obras de Adif, Juan Tébar, ha insistido en que todos los cortes estaban previstos desde un primer momento y, en muchos de los casos, debían prolongarse durante varios meses, pero se han acortado trabajando durante los últimos dos años en los elementos en los que era posible hacerlo manteniendo el tráfico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook