06 de febrero de 2019
06.02.2019
Salud

Los hospitales contarán con un kit para agilizar el tratamiento de las mujeres violadas

La bolsa distribuida bajo la supervisión del Comité Regional de Farmacia incluye los fármacos para evitar el embarazo y enfermedades de transmisión sexual, así como los teléfonos de la consulta de VIH y apoyo psicológico

05.02.2019 | 20:36
Los hospitales contarán con un kit para agilizar el tratamiento de las mujeres violadas

Todos los servicios de Urgencia con Ginecología contarán en las próximas semanas con el nuevo dispositivo.

Agilizar el tratamiento de las mujeres que han sufrido una violación es el objetivo del nuevo kit con el que ya cuentan los hospitales murcianos para atender a estas pacientes. La iniciativa consta de una bolsa que lleva todos los medicamentos para tratarlas, entre los que hay antibacterianos, antiparasitarios, anti VIH, así como fármacos contra contra la hepatitis o el tétanos si es necesario.

Todos los hospitales de la Región con servicio de Ginecología contarán con este kit para realizar un tratamiento de urgencia en la primera atención en el hospital, de forma que se facilita a la paciente la toma de los medicamentos y se evita el contagio de enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados que pudieran derivarse de la agresión sexual.

El consejero de Salud, Manuel Villegas, presentó ayer en el Hospital Virgen de la Arrixaca esta nueva medida, aprobada la semana pasada en la reunión de la Comisión Regional de Farmacia, con la que «humanizamos la asistencia a las mujeres que hayan sufrido este episodio de violencia evitando que tengan que adquirir la medicación por su cuenta y ganando tiempo en la administración correcta de los fármacos».

Evitan desplazamientos

Hasta ahora el hospital proporcionaba parte de la medicación, pero la paciente o su familia debía desplazarse a una farmacia a comprar el resto y solicitar las recetas necesarias. Ahora, con este kit se evita que la víctima tenga que ir de un lugar a otro para poder tratarse y se le da todo lo necesario en una sola bolsa, evitando desplazamientos en un momento tan delicado para ella.

Se trata, apuntó Villegas, de «prestar la mejor asistencia y el máximo apoyo posible a las víctimas de una agresión sexual en un momento tan delicado y ofrecer un tratamiento urgente y completo en los primeros momentos que asegure una correcta profilaxis». Esta medida ya se ha puesto en marcha en el Hospital Virgen de la Arrixaca y se irá extendiendo al resto de centros. El consejero de Salud subrayó que el objetivo es que todos los hospitales con atención ginecológica (Arrixaca, Santa Lucía, Mar Menor, Los Arcos, Reina Sofía, Rafael Méndez, Yecla y Caravaca) cuenten con él en las próximas semanas para poder comenzar a utilizarlo.

El doctor José Eliseo Blanco, jefe de sección de Ginecología y responsable de la puerta de Urgencias y del Paritorio del Maternal de la Arrixaca, detalló que en esta bolsa se ha intentado introducir toda la medicación que la paciente necesita: antobióticos para prevenir las enfermedades de transmisión sexual (los que se debe tomar en el hospital y después en casa), el tratamiento para protegerle de una posible transmisión del VIH y de un posible embarazo, con la píldora del día después.

La Comisión Regional de Farmacia ha diseñado cuatro tipos de kit, en función de si la relación sexual no consentida ha tenido lugar en las últimas 72 horas o es más antigua, y dos más en función de si la usuaria es alérgica o no. «Con estas cuatro modalidades intentamos cubrir todas las posibilidades que se puedan presentar», explicó el doctor Blanco.

El responsable sanitario también destacó que con esta iniciativa la atención se agiliza, ya que cuando llega la mujer a Urgencias se acude al servicio de Farmacia, se pide el kit, se le da y se le explica cómo debe tomarlo en sólo cinco minutos. Además de la medicación, la usuaria sale del hospital con todos los teléfonos que necesita, tanto de la consulta de VIH como del servicio de apoyo psicológico para cuando se vea con fuerzas para poder hablar con un profesional sin tener que pasar por las diferentes etapas de acudir al centro, pedir cita o esperar a que se le responda. La Consejería de Salud mejora así la atención médica a mujeres que hayan sido víctimas de una agresión sexual mediante la agilización y simplificación de la administración de los medicamentos necesarios. El sistema de salud, agregó Villegas, «desempeña un papel esencial en la atención a las personas víctimas de violencia sexual, y con esta medida pretendemos contribuir a reducir en la medida de lo posible los daños asociados a las agresiones sexuales».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook