03 de febrero de 2019
03.02.2019
Salud

Más de 300 murcianos recuperan la audición gracias a la Arrixaca

Los implantes cocleares, que se comenzaron a emplear en el hospital en 2003, proporcionan señales sonoras al cerebro

03.02.2019 | 12:51
Más de 300 murcianos recuperan la audición gracias a la Arrixaca

Más de 300 murcianos han recuperado la audición en los últimos 15 años gracias a los implantes cocleares que se comenzaron a emplear en 2003 en el hospital Virgen de la Arrixaca.

Este hospital, centro de referencia regional en materia de implantes cocleares, ha realizado más de 300 cirugías protésicas para ayudar a recuperar la audición, la primera de ellas a un niño en 2003 y la primera a un adulto en 2005.

A lo largo de 2017 y 2018 llevó a cabo 60 cirugías de implante coclear en niños y adultos. El servicio de Otorrinolaringología del centro hospitalario realiza seguimiento a todos los pacientes a quienes interviene.

Un implante coclear es un pequeño dispositivo electrónico que ayuda a las personas con discapacidad en la audición, dado que este equipo proporciona señales sonoras al cerebro, realizando el trabajo de las partes dañadas del oído interno.

En 2018 se realizaron en la Región de Murcia las primeras cirugías de implante coclear simultáneo, lo que supone que en el mismo acto quirúrgico se coloca un implante coclear en cada oído. La primera intervención se realizó a dos hermanas mellizas nacidas con sordera profunda.

La ventaja de esta técnica es que ambos oídos reciben el implante coclear a la vez, con lo cual se estimulan de forma simétrica desde el principio ambos oídos. Así se evita a los pacientes una anestesia general y el estrés que supone una segunda intervención, además de un ahorro al hospital, ya que se evita un quirófano y un ingreso.

El director general de Salud Pública y Adicciones, José Carlos Vicente, destacó que la hipoacusia o sordera "es un problema de salud importante, tanto por su incidencia como por las graves repercusiones sobre calidad de vida del paciente y desarrollo del niño cuando se establece en los primeros años de vida".

Vicente explicó que "la cirugía del implante coclear es una técnica segura con grandes posibilidades de éxito, que mejora de forma considerable la calidad de vida del paciente". En este sentido, agregó que "la ventaja de implantar a un niño en edades tempranas supone una buena adquisición de las habilidades auditivas y lingüísticas totalmente equiparables a las de las personas que oyen normalmente, mientras que en el adulto mejora su comunicación auditiva, evitando la situación de aislamiento que muchas veces asocia la sordera y favorece la reinserción laboral".

UNO DE CADA MIL NACIDOS

Uno de cada mil nacidos vivos presenta una hipoacusia profunda y cinco de cada mil puede presentar algún tipo de hipoacusia. Un aspecto de gran importancia es que el 80 por ciento de las sorderas están presentes en el momento de nacer, que el 60 por ciento de las sorderas infantiles tienen un origen genético y que sólo en el 50 por ciento de los recién nacidos con sordera es posible identificar factores de riesgo para su desarrollo.

Vicente recordó la importancia de la Atención Primaria para detectar a tiempo el déficit de audición de un niño, ya que la primera consulta donde se puede detectar la sordera es la del médico de familia o pediatra, que los derivará a su otorrinolaringólogo para un correcto diagnóstico.

El implante coclear se ha demostrado como un dispositivo altamente eficaz para la adquisición de la audición y consecuentemente del lenguaje en niños y la recuperación por parte de adultos que la hayan perdido de forma irreversible.

Se coloca en el órgano de la audición (cóclea) mediante una intervención quirúrgica (parte interna del implante coclear) y posteriormente los pacientes portan un dispositivo externo, llamado procesador de sonido, que envía el sonido exterior a la parte interna del implante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook